Miércoles, 12 de Diciembre de 2007

Del "Estamos trabajando en ello" al "(...ehh)... You Know... now, you know now"

Aznar se ha fajado en los últimos años con el inglés, el italiano, el catalán (aunque sólo en la intimidad) y hasta el tejano. Zapatero con el francés. Ser políglota y presidente del Gobierno de España parecen ser, a día de hoy, términos incompatibles

PÚBLICO.ES ·12/12/2007 - 11:32h

José María Aznar, a finales de noviembre en la Universidad de Georgetown. EFE

En inglés, en italiano y hasta en Tejano. El ex presidente del Gobierno José María Aznar viaja por el mundo haciendo gala de su don de lenguas. El problema es que, a tenor de lo escuchado, sacaría un suspenso en caso de que tuviera que examinarse.

La primera vez que Aznar demostró su versatilidad con los idiomas fue durante una rueda de prensa junto a Bush en el rancho de Tejas. Previamente, ambos mandatarios acordaron la invasión de Irak.  Imbuído del ambiente que le rodeaba, el ex presidente respondió a una de las preguntas planteadas durante la rueda de prensa con un acento un cuarto texano, un cuarto madrileño y mitad ninguna de las dos anteriores.

La segunda ocasión fue en la Universidad estadounidense de Georgetown. Por aquel entonces aún no viajaba con tanta frecuencia a Estados Unidos -lo que le ha permitido mejorar mucho su dominio del inglés- e iba a comenzar a impartir clases en el centro.

Su inglés, por tanto, era tan limitado como para soltar frases tan ininteligibles y vacías de significado como "(ehh)  You Know... now, you know now, (ehhh), all the questions, (ehhh), that i not kown before now... It´s a fantastic situation (ehh)".

Ahora, de viaje en Roma, Aznar también ha hecho sus pinitos con el idioma local con más voluntad que acierto. Tras lo oído, puede concluirse que en vez de italiano habla una especie de español con acento italiano.

Audio de la Cadena SER

Aznar no es el único que suspendería un examen en la Escuaela Oficial de Idiomas más elemental. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que no habla inglés, ofreció en 2006 un discurso en un francés bastante mejorable.

Ser políglota y presidente del Gobierno de España parecen ser, a día de hoy, términos incompatibles.