Miércoles, 12 de Diciembre de 2007

Al menos cinco muertos y decenas de heridos en Beirut en un atentado contra un alto cargo del Ejército libanés

El general Francois al Hajj, candidato a la jefatura del Ejército libanés, muere tras explotar un bomba al paso del vehículo en el que viajaba

AGENCIAS ·12/12/2007 - 07:13h

 

Al menos cinco personas, entre ellas el director de operaciones militares del Ejército libanés, el coronel Francois al Hajj, han muerto por el estallido de un artefacto explosivo en el este de Beirut.

Según un comunicado del Ejército, el atentado tenía como objetivo a Hajj, que viajaba en un vehículo hacia su trabajo cuando el artefacto ha explotado en el barrio de Baabda, cercano al Palacio presidencial.

El asesinato de Hajj se suma a la de las otras personalidades libanesas asesinadas desde febrero del 2005: el ex primer ministro Rafic Hariri, los diputados Bassel Fleijan, Gebrán Tueni y Walid Eido, el ministro y diputado Pierre Gemayel, el periodista Samir Kassir y el político Georges Hawi.

El atentado, que ha dejado también decenas de heridos, ha destrozado por completo el vehículo del coronel.

Cuerpo a 150 metros de la explosión 

El cadáver de Hajj ha sido localizado a 150 metros del lugar de la explosión, en un agujero en el suelo causado por una bomba israelí lanzada durante la guerra del verano del 2006.

Hajj era uno los oficiales más importantes de las Fuerzas Armadas

Aún se desconoce si se trata de una bomba colocada en el coche de Hajj o si fue activada por control remoto.

Hajj era uno los oficiales más importantes de las Fuerzas Armadas. Desempeñó un papel esencial en el despliegue de las tropas libanesas en el sur del país tras la guerra del verano de 2006 entre Israel y el grupo chií Hezbolá.

Según algunos oficiales del Ejército, Hajj era el principal candidato para suceder al comandante en jefe del Ejército, Michel Sleiman, en caso de que éste último se convierta en presidente del país.

El atentado coincide con un estancamiento político causado por la falta de acuerdo entre las distintas facciones libanesas para elegir al futuro presidente del país.