Martes, 11 de Diciembre de 2007

La ONU aumenta a 10 el número de sus empleados muertos en el atentado de Argel

EFE ·11/12/2007 - 18:07h

EFE - Un policía permanece junto a las oficinas de la Agencia de Refugiados de las Naciones Unidas del distrito de Hydra, Argel, lugar en el que se ha producido un atentado causando varias víctimas y numerosos heridos.

La ONU aumentó hoy a diez el número de sus empleados fallecidos a causa del atentado que destrozó la sede de su misión en Argel y advirtió que todavía parte de su personal se encuentra desaparecido.

La portavoz de la organización internacional, Marie Okabe, aseguró que la situación en Argel "es muy incierta", por lo que "todavía hay algunos miembros de nuestro personal que siguen desaparecidos".

La nueva cifra aportada por la organización internacional duplica el número de sus empleados hasta ahora confirmados muertos a causa de la explosión que esta mañana derribó parte del edificio que alberga su misión en la capital argelina.

La misma detonación en el distrito de Hydra también provocó daños en la oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), que se encuentra al otro lado de la calle.

Un primer atentado ocurrido poco antes tuvo como objetivo la Corte Suprema y el Consejo Constitucional, situados uno al lado del otro en el barrio de El Biar.

La organización terrorista Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) se atribuyó la autoría de los ataques en un comunicado colgado en una web islámica, en el que aseguran que colocaron dos coches bomba con 800 gramos de explosivos en cada uno.

También muestran las fotografías de los dos supuestos terroristas suicidas, autores de la masacre.

La ONU asegura que cuenta en la capital argelina con un total de 40 empleados internacionales y 115 locales que trabajan para, entre otras agencias, el PNUD, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Fondo de la ONU para la Población (UNFPA).

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon dio instrucciones a los responsables de la oficina del secretariado, del PNUD y del departamento de seguridad para que se desplacen inmediatamente a Argel, a fin de asistir a las víctimas del atentado y sus familias.

Las autoridades argelinas han dicho hasta el momento que los atentados se han cobrado la vida de al menos 22 personas y han causado heridas a 177.