Martes, 11 de Diciembre de 2007

Cadenas: «Hasta ahora no hemos pasado del aprobado»

El técnico azulgrana aspira a recuperar el espíritu arrollador del Barça y a mantener la emoción de la Liga.

NOELIA ROMÁN / BARCELONA ·11/12/2007 - 23:34h

Fichado para devolver al Barça la gloria que alcanzó con Valero Rivera, Manolo Cadenas (Valdevimbre, León, 1955 ) afronta hoy un compromiso mayor: una derrota ante el Ciudad Real, que aventaja a los azulgrana en tres puntos, dejaría la Liga casi sentenciada.

¿Es éste el partido?

La buena marcha del Ciudad Real y la irregularidad de los demás hace que este partido sea decisivo para nuestras aspiraciones en la Liga. Una derrota la dejaría casi sentenciada. Es el partido que todos necesitamos para saber de qué somos capaces. Hemos perdido partidos decisivos contra los grandes equipos y queremos demostrarnos a nosotros mismos que podemos con el mejor de todos.

¿A qué atribuye esas derrotas?

Nos falta todavía soltura. Jugamos un poco atenazados, no sé si porque estamos aún un poco ansiosos, y ya ha habido varias pruebas que no han salido bien.

¿El juego no es lo sólido y convincente que esperaba?

Los resultados en la liga son acordes al juego. No hemos pasado de un aprobado, de un tono medio. Aspiramos a hacerlo mejor. Nos falta la consistencia y la soltura que dé brillantez al juego. Somos el equipo más goleador, el que mete más goles de contrataque, pero a eso hay que unir solidez defensiva y más heroicidad.

¿Se siente decepcionado?

Es importante saber dónde estamos para poder mejorar. Yo había soñado con estar mucho más arriba a estas alturas de temporada. Antes de venir aquí, pensaba en ganar, en dominar la liga, a los rivales, pero esto está siendo complicado.

¿Más de lo que esperaba?

Sí. Esperaba que tuviésemos más facilidad para conseguir victorias y estar ahí arriba. Pero, mientras haya esperanzas, hay que intentarlo por todo los medios.

¿La ilusión de los nuevos ha sido insuficiente?

Ha habido incorporaciones importantes, pero la base del equipo sigue siendo decisiva en el rendimiento del grupo. Tenemos que hallar nuestro camino para conseguir la excelencia.

¿Qué necesitan?

Es muy difícil adquirir hábitos que no tienes. Nosotros no tenemos jugadores contundentes por naturaleza y eso hace que el trabajo de la defensa se complique un poco más cuando hay que defender con dureza.

¿Pesa aún lo sucedido el curso pasado?

No me excusaré en el pasado, pero la dinámica del equipo este curso está siendo parecida en algunos aspectos y, entre ellos, está la irregularidad. Tenemos que ser más consistentes y ganadores. No podemos permitirnos perder tres partidos de liga en la primera vuelta. Esto ha ido demasiado lejos y queremos cortar por lo sano ganando al Ciudad Real.

¿Pesa la responsabilidad?

Tal vez sí, pero yo diría que es el deseo que tiene el grupo de hacerlo bien el que no nos permite jugar con la debida soltura. Otras veces, nos ha faltado agresividad en defensa.

¿Cómo gestiona un técnico ese exceso de deseo?

Quizá otro entrenador lo tendría más fácil que yo, porque soy bastante ansioso. A veces, se necesita más tranquilidad. A mí me resulta difícil porque quiero ganar el partido casi antes de jugarlo.

¿Ha logrado encauzar los egos en favor del equipo?

No viví la situación del curso pasado, pero éste el equipo colabora. Aunque ese pensar más en nosotros que en el yo aún está en proceso de mejora.

¿Ha tenido que dar muchas voces en el vestuario?

No, aunque soy pasional y exigente y eso me lleva a veces a elevar la voz. Estoy bastante satisfecho de la respuesta del grupo a mi labor. Cuando levanto la voz es más para animar.

¿Se entiende con Juanín?

Ha sido una de las satisfacciones que he tenido. El trato que me ha dispensado en el día a día ha sido un motivo de alegría. Hemos recuperado el feeling que teníamos y para mí está siendo de gran ayuda tener un jugador al que no le he de decir nada porque sabe interpretar muy bien todo lo que yo espero del equipo y de él.