Martes, 11 de Diciembre de 2007

Galicia necesita a sus inmigrantes para crecer

PANCHO TRISTÁN ·11/12/2007 - 23:33h

La colaboración "entre empresas locales y empresarios globales de ascendencia gallega" puede ser una línea de acción clave en el desarrollo de Galicia. Ésa es, al menos, una de las medidas estratégicas que propone La Caixa para el progreso de la comunidad autónoma en un informe sobre la economía de Galicia presentado ayer en Santiago de Compostela. Según las explicaciones del máximo responsable de Economía de la Xunta, José Ramón Fernández Antonio, las indicaciones del Servicio de Estudios de La Caixa coinciden con las apreciaciones de su equipo.


Tanto por el carácter de emprendedores de los emigrantes, como por las posibles sinergias entre sus compañías y las empresas radicadas en Galicia, la profundización en la relación con ellos es una de las líneas de acción en la política económica de la Xunta.


A finales de enero se celebrará por primera vez un congreso en el que se van a reunir empresarios radicados en Galicia con empresarios emigrados. El encuentro tiene entre sus objetivos, más allá de la realización de posibles alianzas comerciales, la promoción de iniciativas individuales o conjuntas de ambos grupos de empresarios y en ambos terrenos: tanto en Galicia como en el exterior.


El economista Emilio Ontiveros, presidente del grupo AFI, que elaboró el informe presentado ayer, cree que el problema que genera a la economía gallega el hecho de que la comunidad tenga unas bajas tasas de recepción de inmigrantes puede ser paliado con esta mayor relación con la diáspora.
 El informe sobre la situación económica de Galicia de La Caixa es el primero de una serie de investigaciones de la entidad sobre cada una de las comunidades autónomas
españolas.