Martes, 11 de Diciembre de 2007

Rijkaard aprieta a Ronaldinho

Etoo necesita minutos tras su lesión para prepararse para jugar ante Valencia y Real Madrid. Por eso jugará. Deco, lo mismo. Jorquera estará en el once porque necesita ganar confianza. Como Thuram y Giovani.

ALBERT MARTÍ ·11/12/2007 - 23:28h

Etoo necesita minutos tras su lesión para prepararse para jugar ante Valencia y Real Madrid. Por eso jugará. Deco, lo mismo. Jorquera estará en el once porque necesita ganar confianza. Como Thuram y Giovani.

Messi, por contra, tendrá fiesta ante la visita del Stuttgart. No entró en la convocatoria porque Rijkaard le quiere a tope para el sábado. ¿Y Ronaldinho? Pues el brasileño entró en la convocatoria para ser suplente. Se trata de una nueva vuelta de tuerca que da el entrenador a su pupilo mejor pagado. Después del teatral gesto del lunes, cuando le obligó a alargar su entrenamiento y hasta le acompañó en su carrera pidiéndole más esfuerzo para deleite de las cámaras congregadas, Rijkaard está decidido a apretar a Ronaldinho hasta que vuelva a ser el futbolista decisivo que fue.

Su presencia en el banquillo esta misma noche representa toda una cura de humildad, teniendo en cuenta que Neeskens pondrá en liza a su equipo B. El segundo técnico se sentará en el banquillo por la expulsión de Rijkaard en Lyón y prepara un equipo poco apropiado para un torneo que premia la victoria con 600.000 euros.

La gran duda, vista la intransigente postura del cuerpo técnico con el 10 azulgrana, radica en qué ocurrirá el próximo sábado en Mestalla. Ese día, y no otro, Rijkaard deberá confirmar lo que parece ya una evidencia: que en los partidos importantes, Iniesta ocupará la posición del brasileño. El principal atractivo deportivo del choque de esta noche estará en ver si Bojan es capaz de convertirse en el jugador más joven de la historia de la competición en marcar. Será su última oportunidad.