Martes, 11 de Diciembre de 2007

Motta siempre supo que su rodilla no iba

"Me van a tener que volver a intervenir la rodilla porque aún tengo molestias". Motta lo tuvo claro pocos días después de operarse de la rotura en el menisco de su rodilla izquierda, que se produjo fortuitamente en un entrenamiento del Atlético, y así se lo hizo saber a sus íntimos.

HUGO JIMÉNEZ ·11/12/2007 - 23:25h

"Me van a tener que volver a intervenir la rodilla porque aún tengo molestias". Motta lo tuvo claro pocos días después de operarse de la rotura en el menisco de su rodilla izquierda, que se produjo fortuitamente en un entrenamiento del Atlético, y así se lo hizo saber a sus íntimos. El jugador fue operado el pasado 17 de septiembre por el doctor Pedro Guillén en la clínica Cemtro de Madrid, y desde entonces las sensaciones no han sido las esperadas por el futbolista.

Ahora, casi tres meses después de su intervención quirúrgica, se cumple lo que el ítalo-brasileño vaticinó a gente de su confianza en cuanto comenzó a sentir molestias en su maltrecha rodilla izquierda. Es tal la preocupación que le provocaron esas malas sensaciones (dolores, inflamación...), que incluso consultó con un doctor de su confianza en Barcelona acerca de su lesión.

Finalmente, Motta será sometido mañana a una nueva artroscopia con el objetivo de eliminar de su rodilla unos residuos detectados el pasado lunes en una revisión que le realizó el doctor Villalón.

En el club son escépticos

Pese a que desde los servicios médicos del Atlético prefieren ser cautos respecto al periodo de inactividad del jugador, el futbolista no debería estar más de entre diez días y dos semanas de baja. Esto sería lo normal, pero teniendo en cuenta el historial de lesiones del ex azulgrana, más de uno en el club rojiblanco es escéptico con la inminente recuperación de un jugador que todavía no debutó como titular en el campeonato de Liga. Es más, Motta tan sólo ha jugado 60 minutos, repartidos en tres encuentros, en las 15 jornadas celebradas hasta la fecha. Los datos de la temporada anterior tampoco son muy halagüeños para el jugador, ya que en el Barcelona tan sólo disputó 14 choques, cinco como titular, y sumó 560 minutos en el terreno de juego. La última vez que Motta jugó un partido completo con los azulgrana fue el pasado 21 de diciembre de 2006, y curiosamente frente al Atlético.

Pese a que desde dentro del club madrileño elogian las "ganas de recuperarse" que demuestra el futbolista en cada entrenamiento, incluso su entrenador, Javier Aguirre, abrió ayer la puerta a los fichajes en el próximo mercado de invierno. "Es un contratiempo que nos hace replantear el futuro, claro. Primero hay que ver cómo están las cirugías, y después cómo están los jugadores", indicó el técnico mexicano, que se refirió también a la lesión de Leo Franco. El portero fue intervenido ayer en Finlandia con éxito en por el doctor Sakari Orava. Es la primera vez desde su llegada al club que Aguirre se plantea traer refuerzos en el mercado de invierno.