Martes, 11 de Diciembre de 2007

La incertidumbre hace caer un 12% la venta de pisos

España, entre los países más afectados por el parón, según Standard and Poor's.

S.R.Arenes ·11/12/2007 - 22:49h

Los españoles que quieren comprar o vender un piso están esperando a que se desatasque el parón inmobiliario o a que el mercado frene más y propicie una bajada en el precio de la vivienda. Esta incertidumbre sobre cuánto durará la situación actual ha hecho que las compraventas de inmuebles cayeran un 12% entre enero y septiembre de este año, en comparación con el mismo periodo de 2006, según los datos del Colegio de Registradores de la Propiedad de España.

El mayor frenazo se ha notado en el tercer trimestre, ya que en el anterior el descenso fue del 10%. Después del verano, el mercado de la vivienda ya ha recogido el efecto de la crisis de las hipotecas basura deEEUU que ha hecho que la banca cierre el grifo a los créditos que piden las inmobiliarias. Aun así, se vendieron y compraron 626.612 pisos hasta septiembre. Más de la mitad de las transacciones, un 57%, correspondieron a pisos de segunda mano (359.316) frente a las de los nuevos (267.296).

La tendencia empeorará, pero no drásticamente, según el Colegio de Registradores, que espera que 2007 cierre con 800.000 pisos comprados y vendidos, lo que supone un retroceso del 12,6%.

Que el sector inmobiliario esté parado es normal, viene a decir el Colegio de Registradores, al hablar de "parámetros de ajuste normales para un mercado saturado tras diez años consecutivos con incrementos de precios". Este ajuste será mayor o menor dependiendo de cómo evolucionen el empleo, los salarios y los tipos de interés, que han encarecido las hipotecas.

El frenazo en vivienda seguirá notándose el próximo año en toda Europa y España estará entre los más afectados, junto a Italia, Dinamarca e Irlanda, según un informe de la agencia estadounidense de calificación de riesgo Standard & Poor's. Son países que han vivido un boom inmobiliario y ahora se enfrentan al ajuste. En el caso de España, si entre 2003 y 2006 la construcción de pisos creció un 25%, en los próximos tres años descenderá un 22%, más que en Italia y Dinamarca, pero menos que en Irlanda (26%). Este porcentaje refleja las estimaciones que ya habían realizado diversos expertos del sector: si ahora se construyen más de 600.000 pisos al año, en los siguientes ejercicios este dato se ajustará hasta unas 500.000 viviendas.

La mayor inversión en obra civil (carreteras, ferrocarril, puertos), que aún se mantiene "dinámica" puede compensar en parte el frenazo constructor. Esta inversión la decide el Estado.