Archivo de Público
Viernes, 6 de Noviembre de 2009

Terapia de la apnea del sueño mejora rendimiento de golfistas

Reuters ·06/11/2009 - 18:20h

Por Anthony J. Brown

Los golfistas que padecen de apnea obstructiva del sueño pueden mejorar su hándicap si tratan ese trastorno respiratorio nocturno, reveló un estudio presentado en la reunión CHEST 2009, en San Diego, California.

Después de dos meses de uso de un dispositivo nocturno que emite presión nasal positiva (NPAP, por sus siglas en inglés), que es un tratamiento efectivo para controlar la apnea del sueño, una docena de golfistas observó cómo su hándicap promedio disminuyó significativamente de 12,4 a 11.

El efecto fue aún más pronunciado en los mejores golfistas (hándicap <12), cuyo hándicap pasó de 9,2 a 6,3.

"El objetivo original fue investigar si el tratamiento de la apnea mejoraría el rendimiento de los golfistas. Eso ocurrió y no me sorprendió. La sorpresa fue que la mejoría más significativa surgió en los golfistas con el hándicap más bajo, muchos de los cuales eran mayores", dijo a Reuters Health el coautor del estudio, doctor Marc L. Benton.

La apnea obstructiva del sueño es un trastorno en el que los tejidos posteriores de la garganta colapsan temporalmente durante el sueño, lo que produce suspensiones rápidas de la respiración.

Eso reduce la calidad del sueño y somnolencia diurna, fatiga y deterioro cognitivo, "que son todos efectos adversos que pueden afectar negativamente la habilidad golfista de una persona", declaró Benton por escrito.

"Como todo golfista sabe, cuando está comprometida la habilidad de pensar claramente o de tomar buenas decisiones, la probabilidad de tener el mejor rendimiento disminuye significativamente" agregó el autor.

"El tratamiento con NPAP mejora las capacidades cognitivas, como la atención, la memoria, la toma de decisiones y el manejo de la frustración, que podrían influir positivamente en el juego", manifestó.

Benton, de Atlantic Sleep and Pulmonary Associates, en Nueva Jersey, y Neil Friedman, de Morristown Memorial Hospital, estudiaron a 12 golfistas con apnea del sueño moderada a grave tratada con NPAP y a 12 pares que actuaron como grupo de control.

El hándicap y los niveles de somnolencia se evaluaron al inicio del estudio y a 20 rondas de golf durante el tratamiento con NPAP.

Además de reducir los hándicaps, los golfistas tratados con NPAP sintieron significativamente menos somnolencia. En cambio, los deportistas del grupo de control no mejoraron significativamente en ningún parámetro, incluido el hándicap.

Las tasas de adherencia a la terapia con NPAP fueron altas en el estudio (más del 90 por ciento).

Investigaciones previas habían registrado una adherencia de apenas el 40 por ciento. Las personas citan muchos motivos de no adherencia a la NPAP, incluido el malestar, las molestias, el costo, el ruido o la vergüenza.

"Los médicos suelen tratar de maximizar la adherencia a la NPAP al promover sus beneficios médicos o advertir a los pacientes sobre los riesgos de seguir adelante sin tratamiento, pero ese enfoque no siempre funciona", agregó.

"En este estudio, la posibilidad de mejorar el juego habría funcionado como una motivación importante para mejorar la adherencia al tratamiento", dijo Benton.

El investigador estima que hay entre 1 y 3 millones de golfistas habituales con apnea del sueño y la mayoría no tiene diagnóstico o no recibe tratamiento.