Martes, 11 de Diciembre de 2007

Catalunya busca una ley electoraL con las listas desbloqueadas

FERRAN CASAS ·11/12/2007 - 22:27h

Catalunya es la única comunidad que aún no dispone de ley electoral propia. Pero parece que empieza a ver la luz al final del túnel. Los grupos del Parlament se comprometieron ayer a crear después de marzo la ponencia que la redacte, tal y como prevé el Estatut. La ley incluirá, entre otras novedades para fomentar la participación, listas desbloqueadas. Es decir, los partidos seguirán presentando candidaturas pero se podrá primar a uno u otro de sus candidatos. Eso si, siempre dentro de la misma lista.

Eso es, al menos, lo que propone el informe de una comisión de expertos que el conseller de Gobernación Joan Puigcercós, de ERC, presentó ayer en comisión en la cámara.

Puigcercós constató que, para evitar que la ley electoral fracase, antes de redactarla y buscar vías para regular las campañas o fomentar la participación es casi imprescindible llegar a un acuerdo sobre el prorrateo de escaños entre circunscripciones.

Y es que éste es el asunto que enfrenta a los partidos catalanes, especialmente a CiU y PSC, con intereses contrapuestos. El actual reparto de escaños del Parlament por provincias se hizo por decreto en 1980 y no se ha alterado. CiU y PSC tienen un voto desequilibrado y dual. Los nacionalistas son fuertes en las zonas rurales y débiles en las urbanas. Los socialistas, al revés.

Lo que vale un voto

El PSC entiende que el actual sistema le perjudica (en 1999 y 2003 ganó en votos pero perdió en escaños) y quiere que valga lo mismo un voto en Lleida que en Barcelona. CiU defiende primar los territorios, tal y como pasa por ejemplo en la ley electoral española, donde provincias muy poco pobladas escogen tres escaños par el Congreso. Puigcercós abogó por "fórmulas de equilibrio".

La ley necesita un consenso de dos tercios para prosperar y el conseller y los grupos parlamentarios se las verán y desearán para conseguir que convergentes y socialistas se pongan de acuerdo. El voto de Esquerra, ICV y PP es más equilibrado en el territorio y la opción por uno u otro modelo les puede afectar poco.

El conseller afirmó que el informe puede ser "un buen punto de partida" y afirmó que el sistema actual, de listas cerradas, es propio de "democracias recientes como la española, la portuguesa, la rumana o la serbia" y por eso abogó por dejarlo atrás.

El informe, que contempla 50 medidas concretas, propone mecanismos para facilitar el voto como flexibilizar el sufragio por correo o introducir sistemas de votación electrónica. Descarta medidas como un sistema electoral mayoritario o la elección separada del Parlament y el president.

Buscando más proporcionalidad 

las veguerías
6 circunscripciones
La propuesta deja atrás las províncias y se vota por veguerías (agrupaciones de comarcas). Seis están ya definidas: Barcelona, Catalunya Central, Terres de l'Ebre, Ponent, Alt Pirineu-Aran, Camp de Tarragona y Girona. En debate está crear la del Penedès.

el reparto
135 escaños
Ahora Barcelona escoge 85 escaños, Tarragona 18, Girona 17 y Lleida 15. Según el informe de Puigcercós cada veguería escogerá 2 escaños. El resto en lista única nacional en pro de la proporcionalidad. El sistema mixto beneficia ligeramente a CiU y PSC. ERC, el partido del conseller, sería el más perjudicado.