Martes, 11 de Diciembre de 2007

Otro clínica denunciada de Morín

Madrid decreta el cierre cautelar por supuestos delitos de falsedad documental

PATRICIA RAFAEL ·11/12/2007 - 21:19h

La Comunidad de Madrid denunció ayer ante el juzgado de guardia al Instituto CB Medical Gimenedex, que realiza interrupciones voluntarias del embarazo, por supuestos delitos de falsificación de historias clínicas e intrusismo. El centro pertenece al grupo de clínicas que está siendo investigado en Barcelona por presuntos delitos de aborto.

La Consejería de Sanidad decretó el pasado 5 de diciembre el cierre cautelar de la clínica tras realizar una inspección rutinaria al centro. En la visita, explicaron ayer fuentes regionales, encontraron diversas historias clínicas de pacientes que se habían sometido a abortos voluntarios. El cirujano que constaba en los expedientes no era en realidad el que los había practicado, según reconoció el profesional a los inspectores.

Según la consejería, se desconoce quién realizó los abortos, puesto que el que figura en las historias no estuvo en el quirófano. Un trabajador de la clínica, que lleva abierta dos años en la capital, negó ayer las acusaciones, y aseguró que todos los papeles estaban en regla. El centro continuaba ayer abierto porque también se dedica a la cirugía estética, y sólo está clausurada la zona donde se realizan las interrupciones.

Posible intrusismo

Durante la inspección, la consejería también constató que un especialista atendía la consulta de psiquiatría cuando en realidad, y según fuentes sanitarias, sólo tiene un máster en esta disciplina y no una titulación homologada.

Se encontraron varios exámenes psíquicos de mujeres a las que se practicaron abortos en los que figuraba la firma del especialista. Para la consejería, este hecho podría constituir un posible delito de intrusismo.

Noticias Relacionadas