Martes, 11 de Diciembre de 2007

Gadafi insta a los países occidentales a reflexionar si respetan los derechos humanos con los inmigrantes

EFE ·11/12/2007 - 15:00h

EFE - La policía francesa custodia una manifestación de la organización 'Reporteros sin Fronteras' contra la visita del líder libio, Muamar Gadafi frente a la Asamblea Nacional en París.

El líder libio, Muamar Gadafi, emplazó hoy a los países occidentales y, en particular a Francia, a verificar si respetan los derechos humanos frente a los inmigrantes, durante un discurso en la sede de la UNESCO en París.

Gadafi, cuya actual visita a Francia ha suscitado las protestas de quienes estiman que no se debe recibir a un dirigente cuyo país viola los derechos humanos, llamó a los occidentales a hacer autocrítica.

"Antes de hablar de los derechos humanos hay que verificar si los inmigrantes se benefician aquí de sus derechos", declaró Gadafi, según la traducción en francés de su intervención en árabe ante miembros de la comunidad africana de la capital gala.

"Estamos en el país que habla de los derechos humanos. ¿Hay algunos de vuestros derechos que no sean aplicados?", preguntó el líder libio a sus "hermanos africanos inmigrantes" presentes en el anfiteatro de la UNESCO.

Recalcó que África ha sido "objeto de injusticias", un continente "colonizado", "reducido a la esclavitud".

"Después de todo esto, nos envían a los suburbios, donde nuestros derechos son violados por las fuerzas de la policía", afirmó Gadafi en aparente alusión a los diversos episodios de violencia que han protagonizado las fuerzas del orden e inmigrantes en las periferias de las ciudades francesas en los últimos dos años.

El líder libio, invitado por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, llegó ayer a París para una visita de seis días centrada en la firma de varios contratos económicos entre Francia y Libia y que ha levantado una gran polémica protagonizada por la oposición política y grupos de defensa de los derechos humanos.

Con el fin de apaciguar esas críticas, Sarkozy aseguró ayer ante la prensa haber pedido al líder libio "progresos" en favor de los derechos humanos durante una reunión que acababan de mantener en el Elíseo, afirmación que sin embargo fue desmentida hoy por Gadafi.

Durante el encuentro con el presidente francés, "no abordamos estos temas", dijo Gadafi en una entrevista a la cadena de televisión pública France 2.

"Hoy en día, ya no se plantea la cuestión de los derecho humanos" en Libia, un país que ha llegado a "buen puerto", señaló.

En Libia "no hay ni un sólo prisionero político" y si no hay elecciones, es porque el "pueblo dirige" el país, recalcó Gadafi, quien desmintió además haber justificado el terrorismo durante la II cumbre UE-África celebrada el pasado fin de semana en Lisboa.

Por otro lado, la líder socialista Ségolène Royal, el centrista François Bayrou y el alcalde de París, Bertrand Delanoe, encabezaron esta tarde una simbólica manifestación en la capital francesa contra el viaje de Gadafi, convocada por organizaciones como Reporteros Sin Fronteras y SOS Racismo.

Unas horas antes, la oposición de izquierda había boicoteado la visita del líder libio a la Asamblea Nacional.

El primer secretario del Partido Socialista, François Hollande, resumió el sentir de la oposición al afirmar que la Asamblea es "el lugar de la proclamación de los derechos humanos y la voz de Francia" por lo que no podía acoger a un dirigente como Gadafi.