Martes, 11 de Diciembre de 2007

La Comisión Europea pide a España más competencia en energía

EFE ·11/12/2007 - 19:10h

EFE - La Comisión Europea valoró hoy los progresos hechos por España para mejorar su competitividad, en el marco de la estrategia de Lisboa.

La Comisión Europea valoró hoy los progresos hechos por España para mejorar su competitividad, en el marco de la estrategia de Lisboa, pero advirtió de que quedan varias asignaturas pendientes, como aumentar la competencia en el sector energético.

El Ejecutivo comunitario presentó hoy un informe sobre los resultados del proceso de reformas en la UE, en el que incluye una evaluación de los trabajos desarrollados por cada Estado miembro.

En el ámbito energético, España debe, en primer lugar, eliminar la distorsión que suponen las tarifas reguladas para introducir más competencia y mejorar su capacidad de interconexión para garantizar el suministro, señala el informe.

En opinión de Bruselas, el incremento de las tarifas eléctricas en 2007 ha sido "demasiado modesto" para reflejar el coste real de la generación y distribución de electricidad y compensar el déficit acumulado.

Respecto a las medidas para asegurar el aprovisionamiento, destaca el acuerdo con Portugal para establecer un mercado ibérico, pero incide en que persisten los problemas en la interconexión con Francia.

El Ejecutivo de la UE está bastante satisfecho con los avances en el mercado laboral, que han permitido alcanzar antes de lo previsto el objetivo de una tasa de ocupación del 66% y rebajar la tasa de paro hasta un nivel cercano a la media comunitaria (8,5%).

Pero recuerda que la brecha entre hombres y mujeres sigue siendo de las más altas de la Unión y recomienda medidas adicionales para impulsar la contratación indefinida y el empleo a tiempo parcial.

En cuanto a la educación, incide en que la tasa de abandono escolar apenas se ha reducido y en que el nivel de educación medio de los jóvenes sigue entre los más bajos de los Veintisiete.

También considera imprescindible mejorar la integración de los inmigrantes en el mercado laboral, facilitar el acceso a los servicios de cuidado infantil y tomar medidas para garantizar la sostenibilidad futura de los sistemas de pensiones y sanitarios.

En el ámbito macroeconómico, Bruselas recomienda al Gobierno un esfuerzo para contener el creciente déficit corriente y las presiones inflacionistas, así como una vigilancia estricta de la evolución del mercado inmobiliario.

Para impulsar la productividad, reitera que es necesario incrementar la cantidad y cualidad del capital físico, humano y tecnológico.

El informe reconoce el esfuerzo de las autoridades españolas por impulsar el gasto en Investigación y Desarrollo, pero apunta que es necesario mejorar la conexión entre la ciencia y la industria, impulsar la actividad emprendedora y potenciar el acceso al capital-riesgo.