Martes, 11 de Diciembre de 2007

Los bancos ganan un 20,1% más hasta septiembre y se mantienen ajenos a la crisis

EFE ·11/12/2007 - 13:17h

EFE - El secretario general de la Asociación Española de Banca (AEB), Pedro Pablo Villasante, y la directora de Comunicación de la AEB, Encarna Pérez, durante la rueda de prensa esta mañana en la que han dado a conocer los resultados de los grupos bancarios españoles entre enero y septiembre de 2007.

Los grupos bancarios que operan en España obtuvieron un beneficio neto atribuido conjunto de 14.141 millones de euros entre enero y septiembre, un 20,1% más, y lograron mantenerse al margen de la crisis de las hipotecas de alto riesgo (subprime), un fenómeno "externo y extraño" a los bancos españoles.

Así lo explicó hoy en rueda de prensa el secretario general de la Asociación Española de Banca (AEB), Pedro Pablo Villasante, para quien estos resultados, "de gran calidad y recurrencia", y que permiten ser optimistas de cara al futuro, fueron posibles gracias al dinamismo comercial de estas entidades pese al contexto internacional de turbulencias financieras.

La razón por la que los bancos españoles no se han visto perjudicados por este fenómeno, que estalló en verano, es el modelo de negocio que practican, enfocado a la banca minorista frente a modelos que potencian más la banca de inversión y orientado al cliente en lugar de al producto, un modelo "sólido y rentable", gestionado con prudencia y bien provisionado.

A pesar de que el entorno global que tendrán que afrontar el próximo año las entidades financieras españolas es más incierto, con un contexto de desaceleración del crecimiento económico, Villasante insistió en que 2008 no será necesariamente un año negativo para el sector.

"No nos encontramos en una situación que las entidades no puedan afrontar con normalidad", añadió.

Frente a otros bancos estadounidenses y europeos cuya cotización bursátil se ha visto muy perjudicada por la crisis, las entidades españolas han demostrado su solidez y sus acciones no han estado tan castigadas en bolsa.

Explicó que parte del menor crecimiento económico que se espera en España para el 2008 será consecuencia de la desaceleración del mercado inmobiliario, una situación que aunque también afectará a la banca a través del crédito hipotecario, será perfectamente controlable, ya que las entidades ya se han anticipado a la misma a través de la diversificación de los créditos.

En este contexto de mayor incertidumbre, Villasante no descartó la posibilidad de que se produzcan fusiones en el marco europeo el próximo año y consideró que cualquier movimiento en esa dirección es "razonable, posible y bienvenido" y servirá para continuar con el proceso de integración de la zona.

Villasante consideró que operaciones como la compra del 14,99% del accionariado de Bankinter por parte de la entidad francesa Crédit Agricole, que se sumó al 4,54% que ya controlaba, son "buenas" para una mayor integración europea, siempre que aporten competitividad.

Los bancos españoles se han beneficiado siempre de la apertura a otros mercados y de la entrada de capital extranjera en su propio accionariado, explicó.

El incremento del 20,1% del beneficio neto fue posible por los créditos a clientes, que avanzaron un 16,2%, todavía a buen ritmo pese a la desaceleración que ya se nota, y también por los depósitos, que crecieron un 15,3%, lo que permitió que el margen de explotación -el que mejor refleja la evolución del negocio puramente bancario- se elevara un 21 por ciento.

Sin embargo, la calidad del crédito se vio algo mermada en comparación con el año anterior, ya que el índice de morosidad creció hasta el 0,99%, frente al 0,91% de septiembre de 2006, algo "perfectamente entendible" en el contexto actual y que no constituye "un motivo de preocupación", aseguró, ya que sigue en mínimos históricos.

Por otra parte, la cuenta de resultados de estos nueve primeros meses del año ha sido "muy limpia" y no ha notado de forma especial la incidencia de las plusvalías obtenidas por los bancos por la venta de participaciones, según Villasante, que añadió que quizá se notará más en los resultados del cuarto trimestre.

Para final de año, Villasante pronosticó que no habrá grandes desviaciones respecto a las previsiones de resultados hechas por las principales entidades españolas.