Martes, 11 de Diciembre de 2007

Matt Dillon apoya la huelga de guionistas de EEUU

EFE ·11/12/2007 - 18:01h

EFE - El actor estadounidense Matt Dillon, hoy a su llegada al Festival Internacional de Cine de Marrakech.

El actor neoyorquino Matt Dillon expresó su apoyo a la huelga de guionistas de Hollywood, en una entrevista con Efe en Marraquech, aunque reconoció que la paralización de los estudios "daña a todo el mundo".

"Todo el mundo quiere volver a trabajar", afirmó Dillon, de 43 años, que asiste estos días al VII Festival Internacional de Cine de Marraquech.

Las negociaciones para resolver esta huelga, que amenaza a la industria del cine estadounidense desde hace cinco semanas, se interrumpieron el viernes pasado al no llegar a ningún acuerdo productores y sindicatos.

Dillon señaló que la situación "se resolverá, pero necesita tiempo". "Esperemos que termine después de Navidades, pero no quiero especular", añadió.

El actor tiene previsto participar próximamente en "Tetro", que en principio comenzará a rodar en febrero de 2008 bajo las órdenes de Francis Ford Coppola, su principal mentor cuando a los 19 años le dirigió en "The Outsiders" (1982) y "Rumble fish" (1983).

Dillon, que entró en los corazones de las chicas de principios de los 80 con la película "Little Darlings" (1980), indicó con motivo de este Festival que "es bonito estar aquí", en Marraquech, "ver las tiendas en la plaza (Jeema el-Fna)" y, además, "es una manera fácil de ver películas de otros cineastas".

"Acabo de terminar hace un mes 'Nothing but the truth'", indicó el actor, en donde comparte cartel con Kate Beckinsale, Vera Farmiga y Alan Alda, "un buen reparto", señaló.

Rod Lurie, realizador de esta cinta y de la serie de televisión "Señora Presidenta", "es muy inteligente", recalcó Dillon, y "me gusta mucho trabajar con él".

Este filme, que se encuentra en fase de producción, narra la historia de una periodista, interpretada por Kate Beckinsale, que rechazar decir quién es su fuente de información en el caso de un ex agente de la CIA y se enfrenta a una posible condena judicial.

"Es un drama interesante", dijo Dillon, a quien le gusta trabajar "cuando crees en la historia, cuando hay pasión".

Reconoció que el trabajo "depende de tu situación financiera". "Sí, siempre es eso (el dinero), dos para ellos y uno para mí", indicó Dillon, que debutó a los quince años con "En el abismo" (1979), de Jonathan Kaplan.

El actor añadió que "conseguir ciertos papeles es difícil" porque se le sigue considerando "un chico problemático", aunque ese encasillamiento le viene bien para que le ofrezcan ciertos papeles, como el personaje de Charles Bukowski en "Factótum" (2005).

"Trabajando con un muy interesante y serio realizador (Bent Hamer) interpreté a Bukowski, algo que nunca había imaginado que podía hacer", explicó.

El actor de comedias románticas como "Singles" (1992), de Cameron Crowe; "Beautiful girls", de Ted Demme (1996), y "Mr. Wonderful" (1994), de Anthony Minghella, bromeó sonriendo que "he dejado de leer libros", aunque confesó ser lector de "Charles Bukowski, Jack Kerouac, porque escriben saltándose las normas".

"Pero no leo mucho, soy un actor, por lo que mi cultura es incompleta", señaló irónicamente.

Dillon, que se puso detrás de la cámara para rodar "City of Ghosts" (2002), dijo que está trabajando todavía en el guión de su segunda película. "Hice y haré películas", pero "los actores trabajamos juntos, no solos, y me gusta trabajar con gente", subrayó.

A la hora de plantearse dirigir, y experimentar por tanto esa soledad, "tienes que estar preparado para estar triste", explicó Dillon, el actor que con su mirada verdosa e indagadora siempre podría interpretar papeles de rebeldes.