Martes, 11 de Diciembre de 2007

Los menores acusados de matar a un chico de 16 años niegan pertenecer a una banda

EFE ·11/12/2007 - 18:09h

EFE - Los dos hermanos menores acusados de asesinar al joven de 16 años Eusebio Abulabate el pasado domingo en Palma han reiterado que no forman parte de ninguna banda. En la foto, concentración de familiares y amigos de Abulabate en el lugar donde fue asesinado.

Los dos hermanos menores acusados de asesinar al joven de 16 años Eusebio Abulabate el pasado domingo en Palma han reiterado que no forman parte de ninguna banda, durante su declaración ante la fiscal de Menores, tras lo cual la jueza de este Tribunal ha dictado su internamiento durante, al menos, seis meses.

Los hermanos, de 15 y 17 años, han declarado esta mañana durante unas tres horas ante la fiscal de Menores Adela Jiménez Villarejo, que les acusa de un delito de asesinato y otro de asociación ilícita, por entender que los menores sí son integrantes de una banda juvenil, según han indicado a Efe fuentes judiciales.

Las mismas fuentes han apuntado que el mayor de los dos ha sido el primero en responder a las preguntas de la fiscal, en presencia de su padre y de su abogado.

Tanto él como su hermano se han confesado autores de la agresión, aunque han alegado que lo hicieron en defensa propia y que ellos nos iniciaron la pelea, sino que fue el chico que falleció y su grupo, con los que ya habían tenido otras reyertas.

Asimismo, han reiterado que no forman parte de la banda Bling Bling, tal y como sospechaba la Policía Nacional, ni de ningún grupo de este tipo, aunque han reconocido que tienen amigos que sí están integrados en bandas juveniles.

Según han aclarado los menores acusados de asesinato, la agresión que se produjo el domingo en Palma tuvo lugar en un contexto de peleas entre pandillas de amigos, y no de bandas.

Como consecuencia de su declaración, la fiscal ha solicitado a la jueza de Menores número 2 de Palma el internamiento cautelar de los dos menores en régimen cerrado del centro de Es Pinaret por un período de seis meses, prorrogables tres meses más, por la comisión de los presuntos delitos de asesinato y asociación ilícita.

La magistrada ha adoptado esta medida a última hora de la mañana, la cual podrá continuar vigente hasta que se dicte sentencia, aunque es susceptible de ser recurrida en una plazo de cinco días.

El delito del que se les imputa se produjo, según los policías responsables del caso, cuando los dos presuntos agresores se encontraron casualmente con Abulabate, que volvía con unos amigos de una celebración familiar poco antes de las 21.00 horas del domingo en la confluencia de las calles Antoni Marqués y Blanquerna de la capital balear.