Martes, 11 de Diciembre de 2007

Ahmadineyad califica de "paso positivo" el informe de las agencias de EEUU

EFE ·11/12/2007 - 17:53h

EFE - El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, durante la comparecencia en la que calificó de "paso positivo" el informe elaborado por las agencias de Inteligencia de EEUU.

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, calificó hoy de "paso positivo" el informe elaborado por las agencias de Inteligencia de EEUU que asegura que Teherán tiene congelado su programa nuclear con fines militares desde 2003.

El mandatario iraní hizo estas declaraciones en una rueda de prensa retransmitida por la televisión pública iraní.

En su comparecencia, celebrada en la sala "Shahid Beheshti" del palacio presidencial de Teherán, Ahmadineyad dijo que el informe supone "un paso hacia delante" y añadió que con más iniciativas de este tipo el conflicto puede resolverse.

"Si se dan dos o tres pasos de este tipo se abrirá el camino para resolver las cuestiones regionales y bilaterales (entre Irán y EEUU)", dijo.

Sin embargo, el mandatario precisó que otros problemas que afectan a Oriente Medio como la crisis entre israelíes y palestinos están excluidos de este caso ya que requieren soluciones específicas.

Ahmadineyad explicó que tanto los informes del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) como el reciente documento de las agencias de Inteligencia de EEUU confirman que el programa de enriquecimiento de uranio de Irán no tiene fines militares.

Asimismo, agregó que los servicios de inteligencia estadounidenses deben estudiar con mayor atención el pasado de Irán (antes de 2003) y descubrirán que Teherán nunca ha tenido actividades nucleares bélicas.

En su opinión, con los resultados de los informes desaparece la base jurídica para la aprobación de una nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU contra las actividades nucleares de Teherán o para continuar ejerciendo presiones externas.

"No vemos ninguna razón para que continúen las posturas bélicas", dijo Ahmadineyad quien añadió que en la actualidad existe una unidad sin precedentes entre los ciudadanos de su país.

También aseguró que "el pueblo iraní, apoyándose en Dios, ha resistido a las amenazas y no creemos que estén por llegar nuevas amenazas o resoluciones".