Martes, 11 de Diciembre de 2007

Gadafi aboga por un único Estado palestino-israelí y contra la intervención en Darfur

EFE ·11/12/2007 - 15:00h

EFE - La policía francesa custodia una manifestación de la organización 'Reporteros sin Fronteras' contra la visita del líder libio, Muamar Gadafi frente a la Asamblea Nacional en París.

El líder libio, Muamar Gadafi, abogó hoy por un único Estado que integre a palestinos y a israelíes y se mostró contrario a la intervención internacional en el conflicto de Darfur (Sudán).

Gadafi se reunió hoy con algunas decenas de diputados franceses en una recepción en la Asamblea Nacional y contestó a varias de sus preguntas sobre asuntos de interés internacional.

Entre ellos se mostró partidario de que palestinos e israelíes habiten en un único Estado, en contra del criterio que se ha abierto paso en la comunidad internacional de dos Estados.

"No es factible separar" a israelíes y palestinos, dijo el mandatario libio, quien agregó que "es necesario un solo Estado democrático. Los que reclaman la creación de dos quieren rehuir sus responsabilidades en esa causa".

Gadafi aprovechó también para criticar la "internacionalización" del conflicto de Darfur, región de Sudán que es escenario de un drama humano que en los últimos años ha causado más de 200.000 muertos y unos 2,5 millones de desplazados.

Libia tiene frontera con Sudán y su líder aseguró hoy que la crisis terminará "si se deja a los habitantes de Darfur arreglárselas ellos mismos".

"El interés mundial por Darfur parte de buenas intenciones" pero la comunidad internacional se ha equivocado, ya que "algunas personas han sido transformadas en líderes y otras podrían ser incitadas a desearlo en otras regiones", en alusión a dirigentes guerrilleros locales.

Aseguró que su país ha facilitado la distribución de ayuda humanitaria internacional a través de su territorio hacia Darfur y aseguró que "los pobres desean que la guerra continúe para que la ayuda prosiga".

En Darfur debe desplegarse una fuerza de paz de 26.000 soldados de la Unión Africana y la ONU, así como una misión europea, que contará en principio con unos 4.300 militares.

Aparte de sus palabras en la Asamblea, en un acto del que estuvieron ausentes los diputados de izquierda, Gadafi concedió hoy una entrevista a la cadena France2, que emitirá esta noche pero de la que mostró un adelanto en la edición de mediodía.

En esa entrevista Gadafi rechazó que Nicolas Sarkozy le pidiera ayer progresos en materia de derechos humanos, en contra de lo que el presidente francés aseguró públicamente.