Martes, 11 de Diciembre de 2007

"El amor y otras idioteces", guía práctica para ayudar a "entontecer" de amor

EFE ·11/12/2007 - 15:05h

EFE - Una pareja se besa en la Plaza del Pilar de Zaragoza.

El sacerdote y teólogo José Pedro Manglano ha pretendido con su último libro, "El amor y otras idioteces", elaborar una guía práctica para ayudar a algunos a "entontecer" de amor.

Manglano, autor de más de veinte títulos religiosos, ha presentado hoy "El amor y otras idioteces" (Planeta), cuya intención -ha dicho- es "que sea un espaldarazo para que muchos se animen a esta experiencia del amor".

El libro es un ensayo ágil y ameno que pretende mostrar el auténtico significado del amor a partir de las grandes obras de la literatura contemporánea, y arranca con el relato de la conocida historia de los amantes de Teruel, muertos de amor, y el veredicto popular que la tradición ha transmitido.

"Los amantes de Teruel, tonta ella y tonto él", recuerda Manglano en las primeras páginas de este libro de autoayuda, quien afirma que de esta sentencia se deduce que para el pueblo "amor e idiotez parecen estar emparentados".

Para el autor, el amor es "un tipo de idiotez, una idiotez aparte, otro género de idiotez", ya que -añade- ese sentimiento lleva aparejado "aparcar la razón, ¡y ay de aquel que no lo haga¡".

A la clásica pregunta de qué puede saber un sacerdote del amor conyugal, José Pedro Manglano responde que "la vida esponsal con Cristo es una buena experiencia para abordar la vida esponsal entre los hombres", considera que una y otra son "la misma experiencia", y añade con contundencia que la vida del sacerdote tiene una gran experiencia del amor "en un matrimonio bastante exigente".

El relato busca las claves que permiten comprender el distinto significado que pueden tener las complejas experiencias que acompañan tradicionalmente la relación amorosa, que el autor concreta en el ego, el amor, la pareja, el cuerpo, la estabilidad y la felicidad.

Según el autor, sólo quien conoce los distintos modos de entender esas palabras lograrán una relación segura que evitará perder a quien ya quiere.

La escritora Ángela Vallvey, quien ha participado en la presentación del libro, ha elogiado el punto de vista desde el cual el autor se acerca al amor, "al no estar contaminado como lo está el de quienes no somos célibes", y ha alabado la "delicadeza" con la que Manglano "trabaja sentimientos tan profundos".

Para Vallvey, "en los tiempos del divorcio exprés los sentimientos amorosos carecen del valor que tenían en el Romanticismo", y ha unido los conceptos de amor y religión al considerar que ambos "han dado mucha belleza y al mismo tiempo mucha crueldad al mundo".

En su opinión, "El amor y otras idioteces" es un libro de autoayuda "muy peculiar, porque carece del papanatismo que a veces tienen los libros de este género", y ha considerado que el autor "de una forma muy sencilla introduce ideas muy profundas y elaboradas".