Martes, 11 de Diciembre de 2007

Zaplana dice que es casi mejor que el Gobierno renuncie a aprobar los PGE que contar con 2 tránsfugas

EFE ·11/12/2007 - 12:53h

EFE - El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes (i), conversa con el presidente del Congreso, Manuel Marín, mientras sostiene el libro que contiene el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2008.

El portavoz del grupo del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, ha afirmado hoy que es "casi mejor" que el Gobierno renuncie a sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del año que viene antes que contar con "dos tránsfugas" para que sean aprobados.

"Es una vergüenza que el último presupuesto del Gobierno de España lo tenga que sacar con dos tránsfugas, es casi mejor no aprobarlo", ha declarado Zaplana en la conferencia de prensa que ha ofrecido en el Congreso tras la celebración de la Junta de Portavoces.

El portavoz de los "populares" en la Cámara Baja ha opinado, además, que alguna razón tendrán aquellos grupos que rechazan los Presupuestos del Estado previstos para el año próximo, sobre todo cuando son más que los partidos que apoyan las cuentas públicas.

Zaplana, en este sentido, ha remarcado: "Tenemos que defender lo que creemos y si otros defienden lo mismo y coinciden en que los Presupuestos son un desastre, pues alguna razón tendrán".

El Senado rechazó ayer los Presupuestos de 2008 tras salir adelante el veto a la sección de Vivienda que había interpuesto el grupo de CiU con el respaldo del PP, Coalición Canaria, los cuatro senadores de ERC y el de EA.

Todo ello ha propiciado que las cuentas públicas requieran ahora la mayoría absoluta del Congreso para que puedan aplicarse el año que viene.

Zaplana se ha referido a este extremo al destacar que, consumado el veto en el Senado, el Gobierno necesitará el respaldo de al menos un grupo parlamentario en el Congreso y "presumiblemente" el de los "dos tránsfugas" integrados en el Grupo Mixto, el ex diputado del PP Joaquín Calomarde y el de Nueva Canarias, Román Rodríguez.