Martes, 11 de Diciembre de 2007

China regala juguetes a los responsables de Comercio del Gobierno de EEUU

EFE ·11/12/2007 - 12:20h

EFE - Un juguete es inspeccionado por un operario.

Los principales responsables de Comercio del Gobierno de EEUU, que visitan esta semana Pekín para mantener una nueva ronda de diálogo con sus colegas chinos, recibieron un sorprendente regalo: juguetes y peluches, uno de los grandes objetos de polémica entre Pekín y Washington este año.

El secretario de Comercio estadounidense, Carlos Gutiérrez, recibió un perro de juguete de manos de Li Changjiang, ministro de la Administración Estatal de Inspección y Cuarentena y principal defensor este año de la calidad de los productos chinos, informó hoy la agencia estatal Xinhua.

"Es muy divertido, un regalo muy bonito", aseguró un sorprendido Gutiérrez.

El subsecretario para comercio internacional del mismo Departamento, Christopher Padilla, recibió una muñeca, que, prometió, será un regalo de Navidad para su sobrina.

Los regalos quieren poner un epílogo irónico a los incidentes que comenzaron en agosto de este año, cuando la estadounidense Mattel, la mayor empresa de juguetes del mundo, retiró de numerosos países 20 millones de productos elaborados por sus subcontratas en China, argumentando que contenían altos niveles de plomo en la pintura.

Sin embargo, la compañía se disculpó con China el pasado septiembre, tras reconocer que el 85 por ciento de las retiradas se debieron a "defectos de diseño" de los que Mattel era la responsable, y no a materiales tóxicos.

El último escándalo en torno a los juguetes chinos se produjo el pasado mes, cuando se retiró de numerosos mercados del mundo un juguete producido en China llamado "Bindeez", después de que varios niños fueran hospitalizados con síntomas de intoxicación en EEUU, Canadá y Australia.

En este caso, la empresa china reconoció defectos de fabricación de los que era responsable, al incluir una sustancia que al contacto con el agua puede ser alucinógena.

Pese a los escándalos, la exportación de juguetes de China a todo el mundo está aumentando con respecto a los últimos años, y más ahora que se acercan las Navidades.

La provincia sureña china de Cantón, que exporta un 70 por ciento de los juguetes chinos que se destinan al extranjero, ha registrado un aumento del 22 por ciento en las ventas de juguetes a otros países en los 10 primeros meses de 2007, con respecto al mismo periodo de 2006.

China se vio también sacudida este año por escándalos en sectores como la comida para animales (tras la muerte de mascotas estadounidenses por alimentos contaminados con melamina fabricados en China), pastas de dientes y caramelos presuntamente tóxicos.