Martes, 11 de Diciembre de 2007

Los Heat resurgen con Wade y Nowitzki brilla en el Madison

EFE ·11/12/2007 - 10:36h

EFE - El jugador de los Kings de Sacramento Beno Udrih (c) encesta una canasta de dos puntos a pesar de la defensa de Desmond Mason, de los Bucks de Milwaukee, durante el partido de baloncesto disputado en el Arco Arena de Sacramento, California ayer.

La crisis de juego de los Heat de Miami comienza a llegar a su final gracias a la aportación de su estrella Dwyane Wade, en una jornada en la que el alero alemán Dirk Nowitzki brilló en el Madison Square con su mejor actuación individual de la temporada.

Los Heat, con Wade y el pívot Shaquille O'Neal de líderes en ataque y defensa, jugaron su mejor partido como equipo en lo que va de temporada, ganaron por 117-113 a los Suns y lograron también por primera vez dos triunfos consecutivos.

Wade, con 31 puntos, seis asistencias, tres rebotes y tres recuperaciones de balón, logró por tercer partido consecutivo superar la barrera de los 30 y encabezó una lista de seis jugadores que anotaron en dobles dígitos para los Heat, que tuvieron un 58,8 por ciento en los tiros de campo y el 50 (3-6) en los triples.

La jugada clave del partido llegó con 12,9 segundos para concluir el tiempo reglamentario: Wade, que anotó 10 puntos en los últimos cuatro minutos, le quitó el balón al base canadiense Steve Nash e hizo un mate que dejó un parcial de 115-108 a favor de los Heat, una ventaja que iba a ser la definitiva.

Junto a Wade, tres jugadores encabezados por el alero Udonis Haslem, O'Neal y el nuevo descubrimiento de Riley, el alero Dorell Wright, aportaron un doble-doble cada uno en puntos y rebotes.

Haslem logró 21 puntos con 12 rebotes, O'Neal llegó a los 18 y 11, mientras que Wright consiguió 16 y 12, respectivamente.

Los Heat (6-15), que completaron una gira de seis partidos en nueve días con marca de 2-4, lograron ganar por primera vez a los Suns (16-6) en tres temporadas.

Por los Suns (16-6), que perdieron el segundo partido consecutivo, cuatro jugadores anotaron 19 puntos cada uno y otros tres llegaron también a los dobles dígitos, mientras que Nash aportó un doble-doble con 11 tantos y 14 asistencias, pero falló 9 de 13 tiros de campo.

El protagonismo de Nowitzki llegó al Madison Square Garden, donde confirmó que ha encontrado su mejor toque de muñeca en lo que va de temporada y la víctima de su efectividad fueron los Knicks de Nueva York.

Nowitzki, con 36 puntos, su mejor marca en lo que va de temporada, lideró el ataque de los Mavericks de Dallas, que ganaron por 99-89 a los Knicks de Nueva York, envueltos en plena crisis de juego, -tercera derrota consecutiva-, imagen, problemas legales y el pago de una compensación millonaria a una ex ejecutiva.

Ante este panorama, los Mavericks (14-8) hicieron mejor las cosas con la aportación encestadora de Nowitzki, que también logró seis rebotes, cuatro asistencias y dos recuperaciones de balón y ganaron el undécimo partido a los Knicks de los últimos 12 que han jugado.

Antes del partido, los Knicks (6-14) también fueron actualidad extradeportiva, algo que ya es normal en la franquicia, porque llegaron a un acuerdo para pagar 11,5 millones de dólares a la ex ejecutiva Anucha Browne Sanders, que demandó al entrenador Isiah Thomas y a la organización de acoso sexual.

El alero Josh Smith vivió una jornada completa después de recibir por la mañana el premio de Jugador de la Semana en la Conferencia Este. Por la noche fue el líder que guió a los Hawks de Atlanta a la victoria por 98-87 frente a los Magic de Orlando, que perdieron su segundo partido seguido por primera vez en la liga.

Smith, que confirmó su gran momento de forma, también aportó 16 rebotes, cinco asistencias, cuatro tapones y cuatro recuperaciones de balón y dejó a los Hawks con marca de 10-10 y la tercera victoria consecutiva, todas logradas en su gira de cuatro partidos.

El alero turco Hede Turkoglu encabezó el ataque de los Magic (16-6) con 22 puntos y el pívot Dwight Howard logró 14 tantos y 18 rebotes.

Otro equipo perdedor que ha entrado en racha de triunfos es Filadelfia, que ganó fácilmente por 100-88 a los Rockets de Houston después de que el base Andre Miller consiguiese un doble-doble de 17 puntos y 12 asistencias.

El escolta Willie Green aportó 20 tantos para los Sixers, que ganaron el tercer partido consecutivo desde que llegó al cargo de presidente y gerente general de los Sixers (8-13) Ed Stefanski.

El alero Bonzi Wells con 24 puntos, 10 rebotes y dos recuperaciones de balón encabezó el ataque de los Rockets (11-11), que perdieron el segundo partido consecutivo, a pesar de que tuvieron a cinco jugadores en doble dígitos.

El escolta estrella Tracy McGrady no pudo jugar la segunda parte al sufrir en la primera una torcedura del tobillo derecho que le mantuvo en el banquillo.

Los médicos del equipo no creen que sea algo serio, pero tendrá que ser examinado hoy, martes, cuando el equipo ya esté en Houston, donde el miércoles se enfrentará a los Pistons de Detroit.

El escolta John Salmons volvió recuperado de una lesión y los Kings de Sacramento (8-12) agradecieron su aportación y ganaron por 96-93 a los Bucks de Milwaukee y rompieron una racha de dos derrotas consecutivas.

Salmons, con 22 puntos, iba a encabezar la lista de cinco jugadores que anotaron en dobles dígitos, mientras que el pívot Brad Miller aportó un doble-doble de 17 tantos y 10 rebotes.