Martes, 11 de Diciembre de 2007

María José Carrascosa se encuentra "devastada" por su permanencia en prisión, según su abogada

EFE ·11/12/2007 - 10:23h

EFE - La española María José Carrascosa, acusada de violar acuerdos de separación con su ex marido Peter Innes y de secuestrar la hija de ambos.

María José Carrascosa, la madre española envuelta en un conflicto en EEUU por la custodia de su hija, se encuentra "devastada" con su permanencia en prisión en estos días previos a la Navidad, aseguró hoy su abogada, Ileana Montes.

"Está sufriendo mucho, porque ya lleva catorce meses detenida. Además se aproximan los días de Navidad y quisiera estar con su familia y especialmente con su hija", refirió Montes en conversación con Efe.

En su opinión, la mujer valenciana "casi que no puede ni un día más", puesto que "está bastante afectada" en su ánimo y con aspecto "demacrado", no sólo por su estado de salud, sino también por lo que sufre con su encarcelamiento.

Montes se encarga ahora de representar a la madre valenciana en el proceso que se sigue contra ella en la Corte Superior del condado de Bergen, en el estado de Nueva Jersey.

Carrascosa, también abogada de profesión, acudió hoy a una vista ante el juez Donald Venezia en la que éste autorizó a la abogada Montes a llevar la defensa de la mujer española, en sustitución del anterior letrado, Justin Paul Christodoro, y volvió a citar a las partes para el 19 de febrero.

La abogada explicó que en la reunión de hoy no estaba previsto que se tomaran decisiones significativas sobre el caso, dado que es la primera vez que ella aparecía como defensora.

"El juez iba a escuchar si la Fiscalía y la Defensa habían llegado a un acuerdo. Desafortunadamente tanto la Fiscalía como la defensa tienen una posición muy firme y no hay cabida para un acuerdo", explicó.

El juez Venezia fijó un plazo de algo más de dos meses para la próxima comparecencia, lo que permitirá aguardar a una posible decisión sobre la apelación paralela que ha presentado la madre española ante una Corte federal para que se tengan en cuenta en EEUU las decisiones que tomó la Justicia española respecto a su caso.

La abogada explicó que si en se plazo no hay una decisión del tribunal de apelación o las partes no llegan a un acuerdo, "entonces el juez nos va a dar un día para el juicio" y se procedería a elegir el jurado, que decidirá sobre las pruebas que se le presenten.

La abogada recordó que el mayor desencuentro entre la Fiscalía y la Defensa "es el mismo que ha existido siempre".

"La Fiscalía insiste en que la orden del tribunal familiar sea cumplida y esa orden señala que la niña debe ser devuelta a EEUU inmediatamente".

"El argumento de María José siempre ha sido que (la Justicia de) España falló a favor de ella y que además hay unos alegatos, otros impedimentos, por los que no quiere que se entregue a la niña al señor (Peter) Innes", en alusión a supuestos intentos de asesinato y otros agravios por parte de su ex marido.

"Con esas dos posiciones tan fuertes, tan extremas, es imposible llegar a una negociación", subrayó la abogada.

Montes explicó que se espera que el Tribunal Federal de Apelación se pronuncie a principios o mediados de enero y que esa decisión podría influir en la evolución del caso criminal.

El origen del caso se remonta a 2004 cuando María José Carrascosa, recién divorciada de Peter Innes, salió de EEUU acompañada de su hija Victoria, pese a que el acuerdo de separación con su marido establecía que necesitaba su consentimiento por escrito.

La Audiencia Provincial de Valencia resolvió que la marcha de EEUU con su hija no había sido ilegal y le otorgó la custodia, pero su marido inició un procedimiento legal en Nueva Jersey que dio lugar a la posterior detención de la madre española en EEUU.

Carrascosa afronta nueve cargos derivados de la marcha a España con su hija y por desacato de una orden judicial estatal, lo que le podría suponer hasta diez años de prisión.