Jueves, 27 de Septiembre de 2007

HIM destila en "Venus Doom" su "love metal más orgánico, áspero y ruidoso"

Agencia EFE ·27/09/2007 - 19:50h

Agencia EFE - El líder del grupo de rock finlandés 'Him', Ville Valo (i), y su bajista Mikko Paananen durante la entrevista que han concedido a la agencia Efe en la que han hablado de su último trabajo "Venus Doom". EFE

El grupo de rock finés HIM mantiene en su sexto álbum, "Venus Doom", la esencia de sus canciones oscuras y el tono melancólico que les dio fama internacional, aunque, según dice el vocalista Ville Valo en una entrevista con Efe, el nuevo disco es "más orgánico, áspero y ruidoso".

Bajo esa atmósfera, en la que las "guitarras suenan más marcadas" y la voz de Valo "más potente", el vocalista ha encajado la melancolía de las nueve canciones que escribió para "Venus Doom", cuyo título es una referencia al mito de Venus -"símbolo de los secretos femeninos"-, y "tiene un agradable sabor épico", según el bajista Mige, quien destacó la posibilidad, aún no confirmada, de tocar en Madrid y Barcelona en la primavera.

"No es necesario estar triste para escribir una canción, pero ayuda, es como una bulimia mental. Aspiras tanta información negativa que la quieres sacar: luego te sientes vacío, pero aliviado", explicó Valo, en una de las varias reflexiones durante la entrevista.

Para el líder de HIM, el proceso de grabar un disco es "una fusión entre intuición y tecnología", mientras la creación "es lo maravilloso": es cuando Valo busca poner en sus letras "el significado más profundo" de experiencias particulares, una subjetividad que marca el estilo "Love Metal" de la banda.

"Inventamos esa definición, pero es difícil decir qué es el amor y qué es el metal. Metal es lo que hacían Led Zeppelin o Black Sabbath, el amor es algo difícil de encontrar y de confiar, sobre todo cuando uno lo pierde", dijo el vocalista, que empezará en octubre con Mige, Linde, Burton y Gas la gira de "Venus Doom" por Inglaterra, Alemania y Estados Unidos, donde conquistaron al público con su último disco, "Dark Light".

Lo mejor de un tour, dicen Valo y Mige, es "sudar y tocar con el público", aunque no les gusten los largos viajes y horas de espera en aeropuertos, y es más, Valo no esconde que el acoso de las "groupies" le molesta.

Aún así, el grupo ve los directos "más esenciales ahora, en un tiempo en que la gente nos chupa el arte al descargar música de Internet", criticó Valo, para quien "la banda ha tenido suerte y sigue viva porque los aficionados siguen comprando los discos".