Lunes, 10 de Diciembre de 2007

Catalunya tendrá ocho aeropuertos y 14 aeródromos

La Generalitat contempla una inversión de 1.582 millones para construir una red aeronáutica 

Glòria Ayuso ·10/12/2007 - 22:08h

Catalunya teje una nueva y mayor red de aeropuertos. A los de Barcelona, Girona, Reus y Sabadell se sumarán no sólo el que ya se construye en Alguaire (Lleida) y el previsto en la Seu d'Urgell bajo el nombre de Pirineus-Andorra. El nuevo Plan de Aeropuertos presentado ayer propone la construcción de otra plataforma comercial de aviones en Terres de l'Ebre y un aeropuerto para vuelos de empresas o pequeños jets privados cerca del área metropolitana de Barcelona. A éstos se añadirán siete aeródromos destinados a la aviación general y deportiva en Lladurs, Cervera, Tremp, Arnes, Ribera d'Ebre, Prat de Moià y Viladamat, que se añaden a los siete ya existentes. También se remodelarán los helipuertos esparcidos por todo el territorio.
Para ello se prevé realizar una inversión de 1.582 millones de euros. La cifra incluye las cantidades que debe desembolsar Aena hasta 2010, mientras que la Generalitat se compromete a destinar otros 394,22 millones hasta 2012.
El Plan de Aeropuertos contempla concentrar en Barcelona las conexiones de largo recorrido. En Girona se esperan alcanzar los 10 millones de pasajeros en 2015 gracias a la ampliación de la pista de vuelo. En Reus hay planes para pasar de los 1,3 millones de pasajeros actuales a los 7 millones en 2020.
El aeropuerto de Lleida-Alguaire se destinará a actividad comercial, turística y de carga. El Plan de Negocios indica que existe una demanda latente de 400.000 viajeros al año. Las obras acabarán a finales de 2008 y se prevé que esté en funcionamiento en 2009. El de Pirineus-Andorra, actualmente un aeródromo sin actividad en el municipio de Montferrer, pretende ser una plataforma para el Alt Urgell, la Cerdanya y Andorra vinculado al turismo de montaña. Aunque actualmente se está estudiando su viabilidad económica, ayer la Generalitat se comprometió a ponerlo en servicio en los próximos tres años. El gobierno de Andorra podría participar en la promoción del proyecto, junto a otras entidades privadas.


Las nuevas propuestas
El nuevo aeropuerto de Terres de l'Ebre se ubicará entre Tortosa y Amposta. El objetivo es que sirva como centro de operaciones de vuelos charter y aerotaxis, además de dar apoyo a los servicios públicos sanitarios y bomberos. Finalmente, la Generalitat sacará a concurso en dos meses la ubicación de un aeropuerto corporativo a una distancia de entre 50 y 80 kilómetros de Barcelona. Los ayuntamientos catalanes podrán presentar sus convocatorias para optar a posibles sedes. Será decisiva la buena comunicación con el área metropolitana. Este proyecto tiene como misión aligerar el incremento de los vuelos en Sabadell, donde los vecinos se quejan por la inseguridad que suscita el paso de las aeronaves junto a zonas urbanas.
El modelo de gestión será público, mixto o totalmente privado, según lo que convenga en cada caso, según el consejero de Política Territorial, Joaquim Nadal.