Lunes, 10 de Diciembre de 2007

"Se pueden compartir los ingresos de contenidos con el operador"

ANA TUDELA ·10/12/2007 - 21:40h

Amsterdam. Encuentro anual Nokia World. Frío como el invierno finlandés, el presidente y consejero delegado de Nokia, Olli-Pekka Kallasvuo, recibe a cinco periodistas 15 minutos más tarde de lo que se suponía una estricta agenda. Cambia el gesto al oír la palabra Apple. Como si fuese ajeno a que la noticia es que el niño muerde al perro, intenta restar importancia a lo que ha supuesto la llegada del iPhone. Con ello hace más visible el bocado que les ha propinado en el ego la marca de la manzana con un solo móvil, que se vende en cuatro países y por un único operador en cada uno.

Resulta curioso ver a Kallasvuo, cuya firma vende cuatro de cada diez móviles de todo el mundo, rozar la negación de su propia estrategia para zanjar las dudas sobre si va a seguir a Apple y compartir ingresos con las operadoras.

Nokia se llevó en el tercer trimestre uno de cada tres euros de la industria de fabricación de móviles del mundo. Más de la mitad de los usuarios que tienen un Nokia (53%) recurren de nuevo a un modelo de la finlandesa, frente al 32% de Sony Ericsson o el 29% de Motorola. Es la quinta marca por valor cuantificable según Interbrand por detrás de Coca Cola, Microsoft, IBM y General Electric.

En 2006, se vendieron 978 millones de móviles en el mundo y, para este año, se espera que alcance los 1.100 millones. Para 2009, 4.000 millones de personas tendrán móvil.

¿Qué ocurre entonces? Que el aire que empuja ahora este imparable globo viene de los países emergentes, donde el precio de los terminales no llega a 30 euros. Y eso no les gusta a las bolsas, que se fijan en cómo el precio medio de venta de un Nokia ha pasado de 93 a 82 euros en un año, y cada vez que dice que va a crecer en mercados emergentes, la castigan.

Servicios

Por eso hay que poner el foco en los servicios. Ya no importa quién tiene los teléfonos; quién, las redes y quién, los contenidos. Todos quieren ofrecer algo que justifique ingresos por publicidad. Se alían entre sí y al tiempo prueban por su cuenta. Es la guerra.

Quizás eso explique que Kallasvuo se muestre en esta ocasión más jeroglífico que Jean-Claude Trichet cuando habla del futuro de los tipos de interés en la zona del euro.

 

Apple acaba de llegar al negocio de la venta de terminales de telefonía móvil y ya ha logrado que los operadores modifiquen su modelo de negocio y compartan con ella los ingresos por servicios de cada cliente que utilice un iPhone. ¿Se plantea Nokia intentar algo similar?

Nuestro modelo de negocio continúa siendo el mismo. Nosotros vendemos dispositivos y seguiremos vendiendo dispositivos.

Oyéndole se diría que no acaba de declarar que son el líder de la convergencia entre Internet y el móvil y que no habla usted de la misma compañía que ha comprado en los últimos meses firmas de servicios como la red social Twango, la compañía de publicidad Enpocket o la de servicios de navegación Navteq, ésta última por 5.700 millones de euros.

Dejando a Apple a un lado, hay una oportunidad de negocio en contenidos que vamos a aprovechar.

Dejando a Apple a un lado, ¿la idea es compartir ese negocio con los operadores?

El negocio de contenidos ha cambiado el modelo. Ahora compartir ingresos es posible en juegos, música, sistemas de navegación, publicidad...

Pero además de compartir, lo que explicaría los acuerdos con Telefónica, Vodafone o Telecom Italia, Nokia ha anunciado su propia plataforma de música Comes With Music, que va a ofrecer las canciones gratis una vez que se adquiera el terminal. Este doble juego, ¿no les genera tensión con las operadoras?

Hay millones de formas de vender música y yo no veo que exista tensión en ello.

¿Seguirán con la política de compra de empresas de los últimos tiempos para desarrollar el negocio de servicios?

Indudablemente. Compraremos empresas de Internet dentro de los segmentos de comunidades, entretenimiento en general, música o sistemas de navegación.

Nokia ha apostado por el sistema operativo Symbian para el móvil. ¿Cómo va la guerra con el Windows de Microsoft y qué puede suponer la incursión del Android de Google?

Los fabricantes de terminales que utilizan Windows son nuestros competidores. Todos los sistemas van a competir entre sí: Linux, Symbian, el sistema de RIM para las Blackberry y sistemas propietarios como el de Apple. Mientras nuestro sistema operativo sea competitivo lo seguiremos utilizando.

Otra de sus apuestas ha sido la del estándar DVB-H (sirve para ofrecer televisión en el móvil con una señal permanente como la de la televisión tradicional y no una conexión solicitada a través de la línea de cada teléfono). Aunque la Unión Europea les dio un buen espaldarazo admitiendo el suyo como el estándar comunitario, la mayoría de los países, como es el caso de España, han ido retrasando sus planes para regular el nuevo servicio. Sólo Finlandia e Italia lo han regulado ¿En qué ha afectado esto a Nokia?

Reconozco que hemos tenido que cambiar nuestros planes para la televisión en el móvil porque los países han sido más lentos de lo que pensábamos.

¿Podrían plantearse coger un mayor porcentaje de participación que su 50% actual en la empresa que formaron con Siemens para el negocio de redes, por ejemplo cuando haya que tender las nuevas redes de móvil de alta velocidad (LTE)?

Es demasiado pronto para saber quién va a apostar por redes LTE (utilizan frecuencias de móvil) y quién por otras tecnologías inalámbricas, como Wimax, para dar acceso de alta velocidad en movilidad. De momento quien se ha pronunciado es Verizon en Estados Unidos, al anunciar que va a elegir las tecnologías móviles (LTE).