Lunes, 10 de Diciembre de 2007

"El diseño y la publicidad se necesitan el uno al otro para crecer"

Después de trabajar para Nike y Sony, este canadiense inaugura su primera exposición en España el próximo sábado // Subaquática mostrará pinturas, figuras e instalaciones del diseñador hasta inicios de febrero

ISABEL REPISO ·10/12/2007 - 21:17h

Derrick Hodgson trabajando en su taller.

Las obras de Derrick Hodgson se han paseado por Montreal, Vancouver, San Francisco, Washington, Nueva York, Copenhague, Berlín... Y por fin, Madrid. Sus criaturas de aspecto tímido e inofensivo han sido incorporadas al Wii de Nintendo, dando vida a uno de los seis modelos personalizados que ha lanzado la marca. Hodgson también ha trabajado para Pictoplasma, Sony y Nike. A partir del próximo sábado, sus diseños se pueden ver en Madrid (tienda Subaquática, Caballero de Gracia, 9), donde permanecerán hasta febrero. Una oportunidad única para familiarizarse con un concepto de arte que mezcla pintura, marquetería y grandes dosis de ingenio.


Tus obras son una mezcla del ambiente rural y urbano. ¿Son un síntoma de la globalización?

Yo no las veo realmente como un signo de globalización. La globalización se da en todos los lugares, sin duda… El desplazamiento de lo rural a lo urbano es sólo una circunstancia. Un artista visual dispone de una mayor infraestructura en las ciudades. Yo preferiría vivir en el ámbito rural, y con los avances de la Red es más fácil hacerlo sin dejar de estar en contacto con las networks de la ciudad. En mis obras hay un regreso a lo rural pero por ahora creo mi arte en un entorno urbano, y es natural que fusione las experiencias que he tenido, fruto de mi infancia en una granja familiar, con las que he tenido en la ciudad. Mi lenguaje visual se nutre de ambos contextos y es así como crece. Donde creo que mi mundo visual sugiere la globalización es en el modo en el que desarrollo intensamente mundos lineales comprimidos, construidos con diversidad de formas, colores y tamaños. Así es como veo a las ciudades. Quizá si produjera mi arte únicamente en el campo mis composiciones serían mucho más minimalistas.


Has trabajado para algunas de las marcas más visibles, como Sony y Nike. ¿Cuál es el nexo entre el diseño y la publicidad?
El diseño y la publicidad son dos disciplinas que van de la mano, están totalmente relacionadas. Creo que casi se necesitan la una a la otra para crecer. Esto es especialmente verdad, ya que el diseño está siendo usado para vender productos. Primero, el producto tiene que estar diseñado, después necesita ser vendido y el buen diseño ayuda a que el producto en cuestión se venda. Si todo funciona bien, ahí tienes un producto exitoso... O no. En el caso de los trabajos que he realizado para Nike y Sony, el producto estaba ya diseñado en su mayoría. Ellos me contrataron para añadir un interés visual más a sus productos, con la esperanza de que eso comportaría para ellos unas mayores cifras de ventas. Es todo un juego. Trabajar con las multinacionales da de comer. No es donde reside mi mayor interés pero soy afortunado de que los proyectos que hice para esas marcas resultaran interesantes y exitosos.


¿Cuáles son las influencias que inspiran tus obras?
Soy de los que piensan que las grandes idas de olla sustentan el mundo real. Me inspira el mundo natural, todas las criaturas grandes y pequeñas, la locura de la experiencia humana, la manía de las cosas cotidianas, las auroras boreales, la simplicidad visual en el arte de los esquimales de Canadá, el diseño de los toys de Kurt Naef y Enzo Mani… Cultivar mi propio huerto, mi propia comida.


¿Cuáles son tus proyectos?
Ir más allá en el mundo del juguete de madera, volver a algunas de mis más tempranas técnicas de impresión, mi proyecto de invierno consiste en elaborar unas series de toys de madera pintadas a la vez. En enero, daré una conferencia sobre el diseño de personajes y toys en Toronto, y también estoy metido en el proyecto Heist, que se está desarrollando en conjunción con el Art Basel de Miami.


¿Qué opinión te merece el diseño español?
Estuve vinculado a Rojo Magazine en sus primeros tiempos, creo que fue en 2001 cuando empezaron, así que a través de la revista conocí las obras de algunos diseñadores, artistas y fotógrafos españoles. La tienda de Madrid Subaquática también me ayudó a informarme sobre artistas como Nano y Nuria, cuyos trabajos me encantaron. Obviamente, conozco a los maestros patrios como Gaudí, Picasso, Goya… pero honestamente, el mundo del diseño español me es muy desconociodo.


¿En qué medida el arte del XX siglo ha influido en el diseño actual y qué artistas en particular? ¿Duchamp?
No creo que ningún artista del siglo pasado haya influido particularmente el diseño. Creo que lo que ha pasado es que la línea entre el arte y el diseño se ha borrado y mezclado con el paso de los años, demodo que ambos pueden convivir felizmente juntos.


El diseño puebla varios soportes, desde los muebles a los Art Toys. ¿Por dónde crees que pasa el futuro del diseño?
Mmm... Creo que pasa por un gran vínculo entre el diseño y los hábitats, los ambientes, y que los diseñadores tomarán muchas más claves del mundo natural, y se producirá un movimiento de retorno a la tierra que se concretará en varios soportes de diseño. ¡Pero mi bola de cristal es muy nebulosa!


¿Tus obras tienen mensaje?
¿Mensaje? Bueno, supongo que disfrutar de la vida, no hacer daño a la naturaleza, ver la belleza de las pequeñas cosas… Creo que mis clientes disfrutan de mi línea juguetona y simple y del uso que hago del color pero no sé lo que buscan. Nunca se lo he preguntado.