Lunes, 10 de Diciembre de 2007

Fujimori ordenó la ejecución de guerrilleros, según una agencia de EE.UU.

EFE ·10/12/2007 - 17:03h

EFE - Seguidores del ex presidente peruano Alberto Fujimori dan su resplado al ex mandatario en los exteriores de su centro de reclusión, hoy, en Lima,Perú.

El ex presidente peruano Alberto Fujimori ordenó durante su gobierno a las fuerzas de seguridad que mataran a los guerrilleros que ocuparon la residencia del embajador de Japón en Lima a finales de 1996, según un documento de EE.UU. divulgado hoy.

El Archivo de Seguridad Nacional (ASN), un grupo de estudio que busca y divulga documentos clasificados como secretos, publicó hoy la copia de un mensaje de la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA, en inglés), fechado el 10 de junio de 1997, en el que se menciona la orden.

El mensaje, según la copia, se envió a la oficina central de esa agencia de espionaje del Pentágono, al Comando Sur del Ejército de EE.UU. que entonces estaba en la Zona del Canal de Panamá, a la Casa Blanca y al Departamento de Estado.

"El presidente Fujimori ordenó que no se tomaran prisioneros", señala el documento que el ASN atribuyó a la DIA. "Por esta razón, aun los miembros del MRTA que fueron capturados vivos no sobrevivieron a la operación de rescate", agrega.

El documento hace referencia al comando del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) que el 17 de diciembre de 1996 ocupó la embajada japonesa en Lima, donde mantuvo a decenas de rehenes durante cuatro meses hasta que el 22 de abril de 1997 la sede diplomática fue tomada por las fuerzas del gobierno.

Las fuerzas especiales que llevaron a cabo la operación rescataron con vida de 71 de los 72 secuestrados, pero murieron dos militares y los 14 secuestradores.

El documento de la DIA describe las circunstancias en que murieron el miembro de MRTA Roli "el árabe" Rojas y una compañera en el predio de la embajada japonesa.

"Después que las tropas entraron al predio y estaban en el proceso de conducir a los rehenes afuera de la residencia del embajador, uno de los soldados reconoció a Rojas, que no llevaba armas, y caminaba junto con los rehenes hacia afuera de la casa", indica el texto, y añade: "el soldado detuvo a Rojas y lo llevó de nuevo adentro de la residencia".

"Un soldado le disparó a Rojas en la cabeza con una ráfaga de un arma automática. La intención del soldado había sido disparar sólo una bala a la cabeza de Rojas", según el documento.

El texto añade: "una mujer, también integrante del MRTA, fue ejecutada por un soldado durante la operación después de que ella se había rendido".

Otros documentos divulgados por ASN muestran detalles sobre dos casos por los cuales hoy comenzó a ser enjuiciado Fujimori en Perú: el secuestro y desaparición de nueve estudiantes y un profesor en la Universidad La Cantuta, en julio de 1992, y la matanza de 15 militantes y un niño de ocho años en Barrios Altos, en noviembre de 1991.

"El enjuiciamiento de Alberto Fujimori es un hito en la historia del movimiento de los derechos humanos en América Latina", dijo Peter Kornbluh, analista de ASN, quien definió el proceso como "un paso muy importante hacia la verdad y la justicia en Perú y en el hemisferio occidental".

En otro documento revelado, enviado por la embajada de EE.UU. en Perú y fechado el 22 de enero de 1993, se describe la relación, estrecha y complicada entre Fujimori (1990-2000) y su asesor de inteligencia Vladimiro Montesinos.

El autor del documento señala que si bien Fujimori entendía la importancia de los derechos humanos, en la práctica "está dispuesto a sacrificar los principios para alcanzar una victoria rápida sobre el terrorismo".

Fujimori "está absolutamente comprometido con la destrucción de Sendero Luminoso y el MRTA dentro de su mandato de cinco años y está dispuesto a tolerar cualquier método para alcanzar esa meta", señala el texto.

Otro documento de la embajada estadounidense, fechado el 30 de junio de 1994 y que consta de 29 páginas, contiene el testimonio de un ex oficial del Ejército peruano que describe su papel en asesinatos, ataques con bombas, violaciones sexuales y torturas.