Lunes, 10 de Diciembre de 2007

El fiscal pide libertad sin cargos para los españoles retenidos en Mauritania

Han podido ya regresar al barco, aunque falta la confirmación del juez para que puedan salir del país.  

PÚBLICO.ES ·10/12/2007 - 19:14h

El fiscal encargado del caso de los dos españoles que habían sido retenidos en Mauritania tras chocar su embarcación pesquera contra una piragua de pesca en este país ha pedido su puesta en libertad sin cargos, según el Ministerio de Asuntos Exteriores. Los dos retenidos son el capitán Santiago Iglesia y el primer oficial del pesquero, José Porta, naturales, como el armador, de Marín (Pontevedra).

Desde el Ministerio afirman que, aunque "falta la confirmación del juez", que se espera sea lo solicitado por el fiscal del caso, los dos tripulantes del pesquero 'Bahía de Portosanto' se encuentran en libertad y ya han regresado al barco para retomar sus tareas.

Los dos tripulantes, el patrón de pesca y el patrón de costa del pesquero habían sido detenidos el sábado tras chocar su embarcación con un cayuco, cerca del puerto de Nuadibú, en cuya comisaría fueron interrogados "para determinar el nivel de responsabilidad del barco español y sus ocupantes".

Un muerto y cuatro desaparecidos  

Como consecuencia del choque, cinco tripulantes del cayuco de pesca desaparecieron, si bien hasta el momento sólo se ha encontrado un cadáver.

Los dos españoles no estaban detenidos, pero tenían prohibido abandonar el país hasta que prestaran hoy declaración y se aclarara su caso.

Desde España, el presidente de la Asociación Española de Titulados Náutico-Pesueros, José Manuel Muñiz, ha afirmado que "No había cuerpo de delito para imputarlos". La asociación consideró que esta puesta en libertad demuestra que "no hay ninguna duda" de que se trató de un accidente debido a un accidente fortuito en la entrada del puerto de Nuadibú, "donde hay una falta de seguridad enorme motivada por la anarquía de millares de botes rudimentarias sin ningún tipo de luz".


Noticias Relacionadas