Lunes, 10 de Diciembre de 2007

Schuster y Van Nistelrooy apelan a la afición para ganar al Lazio

El Real Madrid se mide mañana contra los italianos con tres opciones: Si gana queda primero, si empata se clasifica y si pierde puede caer eliminado

AGENCIAS ·10/12/2007 - 18:38h

Ruud Van Nistelrooy lamenta un tiro errado contra el Sevilla. Reuters

Bernd Schuster, técnico del Real Madrid, ha pedido el apoyo de su afición antes de jugar ante el Lazio el último partido de la fase de grupos de Liga de Campeones, y consciente de la importancia de un triunfo que certifique el primer puesto, dijo que les "hace falta un ambiente de Champions".

"Mañana nos hace falta un ambiente de Champions y en el Bernabéu eso es más que suficiente. Lo viví como jugador y este año como técnico en los partidos de casa. Es el ambiente que nos hace falta, lo sabe perfectamente el público, por eso no me preocupa absolutamente nada", manifestó el técnico alemán.

"En principio no queríamos llegar a esta situación porque en Grecia ganando nos clasificábamos y en Alemania empatando. No hemos aprovechado esas ocasiones y tenemos que hacerlo mañana. Será un partido vistoso porque el rival tiene opciones, pero nosotros más. Ganar para ser primeros es lo más importante o clasificarnos con el empate. Tenemos mucho a favor que hay que aprovechar", añadió.

Para Schuster la opción de clasificarse en la última jornada tras tener todo encarrilado hace un mes, es "la más fea" pero destacó que el Real Madrid ha sido superior a sus rivales de grupo. "Hemos sido el mejor equipo del grupo en la fase de clasificación. Siempre fuimos líderes y queremos seguir siéndolo. Acabar primero para tener opciones en la siguiente ronda el segundo partido en casa, que es siempre una buena ventaja", dijo.

Van Nistelrooy sabe que ante el Lazio "es una final"

Por su parte, el delantero del Real Madrid Ruud van Nistelrooy ha confirmado que, salvo contratiempo de última hora, podrá jugar mañana ante la Lazio. "Espero estar bien mañana", expresó el holandés, que sufrió una contractura en el gemelo interno de la pierna izquierda y sabe que su equipo tendrá que jugar "muy bien mañana para lograr el pase".

"Mañana es un día especial, no es importante como han jugado antes los dos equipos porque es una final y a un partido puede pasar todo", advierte el holandés que no se fía de la discreta campaña de los italianos. "Tenemos que jugar como siempre, prepararnos como siempre, con concentración y ganas. Tenemos una buena oportunidad para seguir, pero con todos los respetos por el rival es muy fuerte", añadió.

El ariete sabe que es el, hasta ahora, partido más importante de la temporada y tiene claro que los romanos serán un rival "muy fuerte": "Juegan muy juntos, con calidad adelante con jugador como Rocchi o Pandev, muy fuerte en medio campo y atrás físicamente muy bien". 

Noticias Relacionadas