Lunes, 10 de Diciembre de 2007

La ONU considera que el examen periódico mejorará la situación de las libertades fundamentales

EFE ·10/12/2007 - 19:42h

EFE - La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Louise Arbour, durante la rueda de prensa ofrecida hoy en Ginebra en el Día Mundial de los Derechos Humanos.

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Louise Arbour, destacó hoy que el examen periódico universal del Consejo de los Derechos Humanos (CDH) mejorará el cumplimiento de esas libertades fundamentales entre los países miembros.

De los 47 Estados del CDH, que se reúne a partir de hoy en Ginebra, "ninguno cumple con todos los estándares internacionales y pocos pueden pretender que su actuación en materia de derechos humanos es impecable", subrayó Arbour en conferencia de prensa.

Agregó que muy a menudo se trata de una "cuestión de perspectiva o de grado" y, en ese sentido, mostró su confianza en el mecanismo de examen periódico universal.

Este nuevo mecanismo se acordó el pasado junio y empezará a aplicarse en 2008, con el objetivo de analizar a todos los Estados miembros en unos cuatro años.

Según Arbour, "no se trata de comparar un país con otro", ya que cada uno tiene su historia y sus particularidades, sino de analizar en qué situación se encuentra cada uno y si "está preparado y dispuesto a realizar progresos o no".

"Mediante ese examen de base estable, transparente y justo se podrán ver progresos en el terreno", indicó.

Ese es el punto de optimismo que la alta comisionada ofreció en la presentación de una campaña que empieza hoy, Día Mundial de los Derechos Humanos, y que terminará dentro de un año, cuando se festeje el 60 aniversario de la Declaración Universal.

"Es el comienzo de un año muy activo" en el que se espera que los derechos humanos sean "ampliamente debatidos" y haya "una mayor movilización social", resaltó Arbour.

Bajo el lema "Dignidad y justicia para todos", la campaña quiere alentar a particulares e instituciones a trabajar para que la Declaración sea una realidad para todos.

Según la ONU, la Carta, aprobada el 10 de diciembre de 1948, ha marcado el inicio de importantes progresos, aunque queda todavía mucha labor por hacer, vista la violación "casi cotidiana" de los derechos humanos en muchas partes del mundo.

Son muchos los países donde no se cumple con la Declaración y algunos de ellos son Estados de gran magnitud e importancia internacional, como es el caso de China.

Sobre el gigante asiático, Arbour se mostró optimista en que la situación de los derechos fundamentales mejorará a partir del año próximo.

"El hecho de que China acoja los Juegos Olímpicos hará que inevitablemente se cuestione el respeto a los derechos humanos en el país", apostilló.

En cuanto a Estados Unidos, la alta comisionada advirtió de que, "en aras a la seguridad o defensa nacional, no se pueden negar los derechos humanos".

No obstante, subrayó el compromiso de EEUU con el cumplimiento de la Declaración y, en ese sentido, celebró el debate que tiene lugar en el Tribunal Supremo estadounidense sobre el derecho de hábeas corpus a los detenidos en Guantánamo.

Por otro lado, manifestó su satisfacción por los signos de apertura del régimen birmano, como la aceptación de la visita del relator de la ONU para ese país, Sergio Pinheiro.

Esos y otros asuntos se debaten a partir de hoy en el CDH, que empezó en esta jornada la segunda parte de la sexta sesión con una acto conmemorativo con motivo del Día Mundial de los Derechos Humanos.