Lunes, 10 de Diciembre de 2007

Quinto veto del Senado a una ley desde 2004 y segundo de la historia a los PGE

EFE ·10/12/2007 - 15:07h

EFE - El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, durante el debate sobre los Presupuestos Generales del Estado de 2008 que se desarrolló hoy en la Cámara alta.

La devolución al Congreso de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2008 por parte del Senado tras prosperar en la Cámara Alta un veto parcial de CiU repite una situación que ya se vivió en 2004, y supone la quinta ocasión en que los senadores vetan en esta legislatura un proyecto del Congreso.

Los primeros presupuestos que elaboró el Gobierno socialista para el ejercicio de 2005 fueron también vetados por el Senado, por vez primera en la historia de la democracia, a partir de una enmienda total del BNG que salió adelante con el apoyo del PP, PNV y CiU.

En el Senado, el grupo popular es el mayoritario, aunque sin mayoría absoluta, y el grupo socialista necesita los votos de los grupos minoritarios más significativos para poder sacar adelante las iniciativas del Gobierno remitidas desde el Congreso.

De esta manera, hasta en cuatro ocasiones en esta legislatura se ha producido una situación semejante a la de hoy, en la que un proyecto con los parabienes del Congreso tiene que volver a la Cámara Baja porque la mayoría del PP en el Senado, reforzada por grupos minoritarios, supera los votos del PSOE y sus socios.

En este caso se ha dado la paradoja de que ERC ha contribuido a rechazar el proyecto de cuentas públicas para el próximo año (junto con PP, CiU, CC y EA), cuando en los primeros presupuestos socialistas de la legislatura los republicanos catalanes ayudaron precisamente a que el pleno Congreso levantara el veto del Senado.

La segunda ocasión en la cual la Cámara Alta echó para atrás una iniciativa legislativa en esta legislatura afectó también a una ley económica, referida al límite de gasto para 2006 y al objetivo de estabilidad presupuestaria para el siguiente trienio.

Después, en junio de 2005, el pleno del Senado vetó el proyecto de la ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, gracias a los votos del grupo popular, de cuatro senadores de CiU y del senador del PAR José María Mur.

Más recientemente, el pasado 21 de noviembre, la Ley de Desarrollo Sostenible del Medio Rural corrió la misma suerte en el pleno de la Cámara Alta; también fue un veto de CiU que contó con el apoyo del grupo popular, Coalición Canaria y del PNV.

En todas estas ocasiones, el pleno del Congreso logró levantar posteriormente los vetos, que impidieron introducir modificaciones en las normas que había aprobado la Cámara Baja.