Lunes, 10 de Diciembre de 2007

Diana y Dodi Al Fayed planeaban comprometerse semanas antes del accidente

EFE ·10/12/2007 - 18:03h

EFE - La princesa Diana de Gales y su novio, Dodi Al Fayed, planeaban su compromiso semanas antes del fatal accidente que acabó con sus vidas.

La princesa Diana de Gales y su novio, Dodi Al Fayed, planeaban su compromiso semanas antes del fatal accidente que acabó con sus vidas el 31 de agosto de 1997, aseguró hoy un testigo en el investigación judicial británica del suceso.

Alberto Repossi, un joyero que tiene una tienda frente al hotel Ritz de París, de donde salió la pareja la noche de la tragedia, declaró hoy por vídeo-conferencia desde la capital francesa ante el Tribunal Superior de Londres, que acoge la indagación judicial.

Diana, de 36 años, murió el 31 de agosto de 1997 junto a su novio, Dodi Al Fayed, de 42, y al chófer del vehículo, Henri Paul, tras chocar el automóvil contra una columna de un túnel parisino cuando era perseguido por varios "paparazzi".

Semanas antes del siniestro, Repossi recibió una llamada telefónica de Franco Mora, el entonces gerente del Ritz -propiedad del padre de Dodi, el multimillonario egipcio Mohamed Al Fayed- quien le alertó del interés de "un cliente muy importante".

Los clientes en cuestión eran Diana y Dodi, quienes habían visto en una de las joyerías de Repossi un anillo de diamantes que querían a medida para principios de septiembre.

"Estábamos muy contentos por haber sido elegidos por una mujer que aparecía en los medios en todos sitios y que había escogido una joya, un anillo, de nuestra colección", dijo el testigo.

No obstante, el joyero alegó que no iba a ser fácil atender el encargo porque sus talleres permanecerían cerrados durante el mes de agosto: "El señor Mora -agregó- no dijo nada".

"Pero entonces el mismo día -continuó el joyero-, recibí una llamada de Dodi, quien me dijo que necesitaba el anillo para finales de agosto porque a comienzos de septiembre iba a anunciar su compromiso (con Lady Di)".

"Le dije que haría todo lo que fuera necesario", añadió Alberto Repossi, a quien uno de los abogados de la investigación, Nicholas Hilliard, reprochó haber dado diferentes versiones de los hechos a la policía y los periodistas.

"Usted es muy duro (preguntando)", replicó el testigo, dando un golpe en una mesa.

El jurado de la investigación judicial británica, que empezó el pasado octubre, debe establecer si la muerte de la princesa fue producto de una conspiración o un trágico accidente.

Mohamed Al Fayed, dueño de los grandes almacenes londinenses Harrods, mantiene que Diana y su hijo, Dodi, fueron asesinados por los servicios secretos británicos bajo órdenes del duque de Edimburgo, esposo de la reina Isabel II y ex suegro de la princesa.