Lunes, 10 de Diciembre de 2007

Un tribunal peruano juzga desde hoy a Fujimori

El ex presidente responde ante la justicia después de estar cinco años refugiado en Japón y casi dos en Chile.  Está acusado de dos matanzas, dos secuestros y corrupción.

PÚBLICO.ES ·10/12/2007 - 16:59h

El ex presidente peruano Alberto Fujimori permanece en la Sala Penal especial de la Dirección Nacional de Operaciones Especiales de la Policía (Dinoes) antes del inicio del juicio oral que se le sigue por violaciones a los derechos humanos durante su mandato presidencial en Perú, entre 1990 y 2000. /EFE

El histórico juicio contra el ex presidente peruano Alberto Fujimori (1990-2000) por violación de los derechos humanos se inició este lunes, y en él deberá responder por dos matanzas que dejaron 25 muertos y por dos secuestros, lo que le podría acarrear 30 años de prisión.

El ex presidente, de 69 años, entró en la sala especial preparada en una sede de la policía al este de Lima, y un minuto después lo hicieron los jueces. El proceso ha comenzado a las 10.00 de la mañana, hora local (4 de la tarde, hora española).

Con gesto serio y sin articular palabra, el ex mandatario -con un traje oscuro y corbata dorada- comenzó a escuchar las peticiones de los abogados de las víctimas solicitando mayores indemnizaciones monetarias en el momento del fallo.

El tribunal celebrará tres sesiones por semana y ha garantizado un proceso justo y transparente con acceso a la prensa. La Fiscalía ha pedido, además de 30 años de cárcel, indemnizaciones por unos 33 millones de dólares.

Entre el público, sus familiares y también los de las víctimas

Un vidrio separa a Fujimori del público, compuesto por 48 personas, entre ellas sus hijos, Kenji, Keiko y Sachi Marcela. Además están los 13 congresistas fujimoristas, familiares de las víctimas, activistas de derechos humanos y periodistas.

Fujimori comienza a responder por dos masacres en Lima, la de Barrios Altos (15 muertos en 1991) y la de la Universidad de La Cantuta (10 muertos en 1992), perpetradas por el grupo paramilitar Colina.

La acusación buscará demostrar que Fujimori aprobó esas acciones, en el marco de la lucha contra las guerrillas de Sendero Luminoso y el MRTA. El jefe militar del grupo Colina, Santiago Rivas, ha acusado a Fujimori de ser el autor intelectual de estas acciones.

El ex mandatario también deberá responder por los secuestros de un periodista y un empresario opositores en los sótanos del Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE).

Fotografías de las víctimas que se atribuyen a Fujimori.

La defensa intentará demostrar que quienes le acusan buscan beneficiarse

El inicio del proceso permitió ver a Fujimori por primera vez desde que llegó extraditado desde Chile el pasado 22 de septiembre.

El ex mandatario está desde entonces recluido en la Escuela de las Fuerzas Especiales de la Policía (DIROES), al este de Lima, lugar del juicio, que será público.

La defensa de Fujimori, que encabeza el abogado César Nakazaki, ha explicado que su estrategia será demostrar que las imputaciones contra el ex mandatario por parte del ex jefe militar del Grupo Colina no son creíbles, pues éste busca beneficiarse con ellas.

La Sala Penal Especial de la Corte Suprema de Justicia que juzga a Fujimori es presidida por el juez César San Martín, asistido por los magistrados Hugo Príncipe y Víctor Prado. El fallo podrá ser apelado.

Acusado de dos matanzas, secuestros y también corrupción 

Además del proceso por violación de los derechos humanos, Fujimori deberá responder ante la justicia por cinco casos de corrupción.

Cuatro de estos procesos se iniciarán en una fecha aún no determinada y el quinto, por allanamiento, se realizó de forma abreviada y el fallo se conocerá este 11 de diciembre, según la justicia.

En Perú las penas no son acumulativas, por lo cual en caso de ser condenado, Fujimori sólo cumplirá la pena más alta que se le imponga.

Concentraciones a favor y en contra del acusado 

Mientras los familiares de las víctimas realizaron el domingo una concentración para demandar justicia, este lunes unos 30 manifestantes se juntaron cerca de la sede de la DIROES para expresar su apoyo al ex mandatario, con carteles que decían "Fujimori, gracias por la paz" o "Fujimori, libertad".

El congresista fujimorista Carlos Raffo señaló al ingreso del sitio del juicio que el proceso contra el ex mandatario "es un triunfo de Sendero Luminoso, pues se lleva a la justicia a quien derrotó el terror de la guerrilla".

Fujimori gobernó entre 1990 y 2000 cuando renunció a su mandato vía fax desde Japón, donde se refugió los siguientes cinco años. Posteriormente viajó a Chile en noviembre de 2005. Allí fue detenido y extraditado a Perú en septiembre pasado.