Lunes, 10 de Diciembre de 2007

EEUU no quiere firmar objetivos concretos en Bali

La oposición liderada por Estados Unidos elimina la meta marcada para 2020 de emitir entre un 25 y un 40% menos que en 1990

M.G. DE LA F. / AGENCIAS ·10/12/2007 - 16:05h

Estados Unidos reiteró ayer su oposición a que se fijen objetivos concretos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, en la conferencia sobre cambio climático que se desarrolla en la isla indonesia de Bali.

El jefe de la delegación estadounidense, Harlan Watson, rechazó el párrafo del primer borrador de un acuerdo que propone que las naciones industrializadas se comprometan a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero de aquí al año 2020, entre un 25 y un 40 por ciento en relación con los niveles de 1990.

Esta propuesta es apoyada por la Unión Europea, mientras que Canadá y Japón la rechazan, al igual que Washington. Australia, en cambio, reclama una meta mayor, de un 60% de reducción hasta 2050.

Watson aseguró que Estados Unidos participa “de forma constructiva” en las negociaciones en Bali y defiende que la conferencia elabore una hoja de ruta para las negociaciones, que deben concluir en 2009, sobre un nuevo acuerdo que reemplace al Protocolo de Kioto, que expira en 2012.Por otra parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, aseguró en Bangkok que el éxito de la conferencia dependerá de la participación de los países en desarrollo que más contaminan. La conferencia “debe proporcionarnos una clara hoja de ruta para hacer frente al cambio climático”, dijo Ban, que partirá mañana martes a Bali.

Delegación española

La delegación española, formada por 40 personas, que asiste estos días a la Conferencia emitirá 280,8 toneladas de dióxido de carbono (CO2) en sus desplazamientos en avión desde España. Para compensar estas emisiones de gases de efecto invernadero, el Gobierno llevará a cabo un proyecto de desarrollo limpio en Indonesia. Se trata de rehabilitar la central minihidráulica Salido Kec’ en el oeste de la isla de Sumatra. El coste total de compensación es de 2.808 euros, ya que cada tonelada emitida de CO2 cuesta en el mercado 10 euros. Es la primera vez que el Gobierno pone en marcha esta medida.

Noticias Relacionadas