Lunes, 10 de Diciembre de 2007

"Líneas en oro" exhibe tesoros de la caligrafía otomana del Museo Sabanci

EFE ·10/12/2007 - 15:13h

EFE - Imagen de archivo del ministro de Cultura, César Antonio Molina.

Con la exposición ""Líneas en oro", inaugurada hoy en Madrid, se inicia el programa de encuentros culturales turco-españoles "Miradas Turcas", organizado como prolegómeno del I Foro de la Alianza de Civilizaciones que se celebrará el próximo mes de enero.

La sala de exposiciones de Calcografía Nacional, de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, acoge la muestra dedicada a la caligrafía otomana con una selección de 96 piezas procedentes de la colección del Museo Sakip Sabanci de la Universidad Sabanci de Estambul.

Organizada por el Ministerio de Cultura español y el Museo Sakip Sabanci, la muestra estará abierta hasta el 2 de marzo del próximo año. El museo, inaugurado en el año 2002, conserva las colecciones privadas de Sakip Sabanci, uno de los grandes empresarios de Turquía, fundador de la universidad que lleva su nombre.

La colección de Caligrafía Otomana presenta ejemplos del arte a lo largo de 500 años, muchos de ellos textos religiosos, como copias manuscritas del "Sagrado Qur'an, hilye" (descripciones del Profeta), "levha" (paneles caligráficos), "kit'a" (versos individuales) y "muraqqaa" (álbumes), o documentos oficiales, como "ferman" (decretos imperiales), "berat" (títulos de privilegio) y "meniur" (títulos de categoría y oficio).

Entre las 96 piezas exhibidas en Calcografía Nacional se encuentran obras de maestros legendarios de este arte como Seyh Hamdullah, considerado el fundador de la caligrafía otomana, el príncipe heredero Korkut, Ahmed Karahisari, Dervis Ali, Hafiz Osman, Mustafa Rakim, Sami Efendi y otros que han practicado el arte de la caligrafía desde finales del siglo XV hasta principios del XX.

La obra con más presencia en la colección es el Kur'an-i Kerim, el Sagrado Qur'an. La palabra árabe qur'an quiere decir "leer", "lo leído" o "lectura". El término turco kerim, también de origen árabe, significa "noble", "generoso", "de manos abiertas".

El Qur'an está compuesto por 114 capítulos o suras. La revelación del texto del Qur'an se produjo entre los años 610 a 632 d. C., a lo largo de casi 23 años. Debido a que para los musulmanes Kur'an-i Kerim quiere decir "la palabra de Dios", el libro sagrado se convirtió en la inspiración para los calígrafos para esforzarse aún más y conseguir una transcripción más hermosa y perfecta.

Otra parte importante de la exposición es la dedicada a los álbumes de caligrafía y libros de ejercicios, mientras que un tercer grupo está compuesto por levha o paneles de caligrafía monumental, que se colgaban en las paredes de las casa en Estambul durante el siglo XIX. Estas obras con fines decorativos dejaron su impronta en la caligrafía otomana.

La muestra, que incluye también una selección de pinturas otomanas en las que se muestra el empleo de la escritura en la arquitectura, finaliza con la exhibición de varios documentos oficiales de la época otomana escritos en el estilo "diwaní", que llevan la "tugra" o monograma imperial del sultán del momento. Estos documentos son un reflejo del sistema administrativo del estado otomano e ilustran su historia diplomática, económica, legal, financiera, religiosa, social, cultural y militar.

Junto a esta exposición, el programa del encuentro "Miradas Turcas" contempla unas jornadas literarias en la Biblioteca Nacional, en las que el premio Nobel Orham Pamuk dialogará con Juan Goytisolo sobre las ciudades, y las autoras Buket Uzuner y Fanny Rubio tratarán sobre el papel de las mujeres en la literatura turca y española.