Lunes, 10 de Diciembre de 2007

Según la OCDE, España se ha convertido en pocos años en el 8º donante de ayuda internacional

EFE ·10/12/2007 - 15:25h

EFE - La secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín, y el presidente del Comité de Ayuda al Desarrollo de la OCDE, Richard Manning, en la presentación del informe de esta organización sobre la cooperación española en 2002-2006.

En sólo cuatro años, España se ha convertido en el octavo donante de la OCDE en términos absolutos y en el futuro "seguirá escalando posiciones" en este ránking de 23 países, gracias a que la cooperación española va "bien encaminada" y tiene unos objetivos "ambiciosos" y "bien definidos".

Esta afirmación es una de las conclusiones del informe del Comité de Ayuda Internacional (CAD) de la OCDE, presentado hoy por el presidente de este organismo, Richard Manning, y por la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín.

El informe, que analiza la cooperación española 2002-2006, sostiene que en ese periodo España "ha avanzado muchísimo" y sus esfuerzos "han tenido reflejo en las comunidades en desarrollo".

De hecho, en 2006, el incremento de España en ayuda al desarrollo fue el segundo mayor, en términos absolutos, de todos los países donantes del CAD.

El informe destaca que la cooperación española cuenta con una buena estrategia y unos objetivos muy bien marcados: aumentar la ayuda destinada a los países del África subsahariana y reducir la pobreza en otras regiones de renta media, fundamentalmente en Latinoamérica.

Sobre el terreno, apunta el informe, España debería aprovechar su liderazgo en Latinoamérica y prestar su ayuda y experiencia a los otros agentes que trabajan en esos países, así como coordinarse mejor con otros actores internacionales en las zonas en las que tiene menos experiencia, como el área subsahariana, donde España es "un donante nuevo".

Además, el CAD recomienda a España más coordinación interna con las comunidades autónomas, limitar el número de países y sectores en los que trabaja, y continuar desarrollando su propuesta estratégica de las contribuciones a organismos multilaterales de desarrollo.

También aconseja a España que continúe los esfuerzos para encauzar su ayuda bilateral y que preste especial atención a los recursos humanos que necesitan "más incentivos" y "menos presiones" para realizar su trabajo.

No obstante, asegura que España "se encuentra en un buen lugar para conseguir sus objetivos en materia de cooperación al desarrollo" y advierte de que debido al importante aumento del volumen de las ayudas (que se ha duplicado en cuatro años) "será extremadamente importante ver cuál será el plan director de la Agencia para el periodo 2009-2012".

Por su parte, la secretaria de Estado subrayó que el "examen riguroso" que ha realizado la OCDE sobre la actuación española sirve para "rendir cuentas" y sobre todo para "aprender, mejorar el funcionamiento de la AECI, cambiar muchas estructuras y poner unos raíles fuertes que nos permitan seguir avanzando".

La utilidad de este informe es tal, que el próximo plan de cooperación ya incorpora algunas de las recomendaciones del CAD porque quedan "mejoras cualitativas" que realizar como mejorar la coordinación con las comunidades autónomas y con los restantes actores de la cooperación internacional, reconoció.