Lunes, 10 de Diciembre de 2007

Una pareja pagará un multa de 900 euros por consentir que su hija faltara a clase

EFE ·10/12/2007 - 14:18h

EFE - Imagen de un colegio en Cordoba.

Una pareja de Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba) ha aceptado hoy pagar una multa de 900 euros por un delito de abandono de familia cometido al consentir que su hija menor de edad faltara al colegio reiteradamente.

De esta manera, los acusados asumen el escrito de conclusiones del fiscal, que recoge que, pese a tener "pleno conocimiento" de la obligatoriedad legal de la escolarización de su hija, "han incumplido deliberadamente su deber de velar por la adecuada formación de ésta".

Según el fiscal, los padres han consentido y favorecido las continuas ausencias de la menor al centro escolar, lo que supuso una situación de absentismo "casi permanente" por parte de la niña, quien en el curso escolar 2004-2005 llegó a faltar 150 días a clase.

Asimismo, la "desidia" de los acusados en la educación de su hija ha repercutido en que la menor no haya podido concluir la educación Primaria y repitiera sexto curso en el último año académico en el que estuvo matriculada.