Lunes, 10 de Diciembre de 2007

Armadores de Marín consideran escasas las pruebas que implican al pesquero gallego

EFE ·10/12/2007 - 08:15h

EFE - En la imagen, el pesquero español "Francisco y Catalina" anclado a unas 20 millas de la costa de Malta el, jueves 20 de julio de 2006.

Armadores del puerto de Marín consideraron escasas las pruebas que implican al pesquero gallego "Bahía de Portosanto" en un accidente el pasado jueves en Mauritania.

Andrés Guiance, presidente del colectivo empresarial, confió, en declaraciones a Efe, en que la Justicia del país africano autorice, en breve, el regreso del buque a sus faenas habituales.

Responsables del pesquero gallego, de bandera española y con base en Marín (Pontevedra), prestan hoy declaración por el supuesto choque contra un cayuco de pescadores, tras el que se halló el cuerpo de una persona cerca de Cabo Blanco.

Guiance explicó que "si hubiese golpeado un embarcación, supuestamente compuesta de madera, deberían haberse encontrado restos por la zona".

No obstante, el representante de los armadores de Marín expresó su "máximo respeto" por el proceso judicial abierto por Mauritania. "Hay una denuncia -dijo- y se debe cooperar para esclarecer el caso, pero ya se sabe cómo es la burocracia".

Según esta asociación de armadores, el procedimiento ordinario de la Justicia mauritana debería permitir al pesquero y a su tripulación regresar a la faena, después de cumplir con los requerimiento judiciales, por lo que Guiances piensa que "no va a pasar nada".