Lunes, 10 de Diciembre de 2007

La DGT subirá la edad para conducir ciclomotores a 15 años y exigirá un examen

El plan de seguridad vial pretende reducir los accidentes de moto: en el último año el número de motoristas fallecidos aumentó un 30%

EFE ·10/12/2007 - 14:47h

EFE - La Dirección General de Tráfico (DGT) elevará en 2008 de 14 a 15 años la edad mínima para conducir ciclomotores y exigirá aprobar un examen teórico y práctico.

La DGT elevará el año próximo de 14 a 15 años la edad mínima para conducir ciclomotores y exigirá aprobar un examen teórico y práctico, al tiempo que creará un nuevo carné, intermedio entre los dos existentes, para llevar motocicletas de hasta 400 centímetros cúbicos. 

Así lo ha anunciado hoy el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en la presentación del plan especial de seguridad vial para motos que tiene como objetivo reducir los accidentes después de que en 2007 el número de motoristas fallecidos en las carreteras haya aumentado un 30 por ciento.

El nuevo permiso intermedio, que se llamará A2 y que no estará listo hasta dentro de un año, permitirá a los mayores de 18 años la conducción de motos de hasta 400 cc y servirá de puente para acceder al permiso sin limitaciones de potencia ni cilindrada, el A, tras una experiencia mínima de dos años.

La formación de los conductores de motocicletas es una de las prioridades del plan, que contempla además pruebas de circulación por carretera para la obtención de los permisos A1 y A, que hasta la fecha se hacían en un circuito cerrado al tráfico.

Además se incluirán conocimientos relacionados con las motos en el programa para la obtención del permiso B -el carné de coche- y cursos de formación voluntarios de 3 a 6 horas lectivas para los titulares de este carné que quieran conducir motocicletas de hasta 125 cc.

Incrementar la seguridad de las carreteras es el segundo pilar del plan, que incluye la mejora de la adherencia del asfalto y la eliminación de los peligrosos guardarraíles.

De hecho, el Estado ya ha licitado 1.500 kilómetros de carreteras de la red nacional para sustituir los "quitamiedos" peligrosos a lo largo de 2008 y 2009.

Igualmente el Ministerio del Interior va a destinar 30 millones de euros en los próximos tres años a convenios de colaboración con las diputaciones y cabildos insulares para la retirada de los guardarraíles de las carreteras locales que son, precisamente, donde se producen un mayor número de víctimas por estos elementos viales.