Lunes, 10 de Diciembre de 2007

Fernando Alonso vuelve a Renault para ganar su tercer Mundial

El asturiano ha firmado por la escudería francesa para las dos próximas temporadas y cobrará entre 20 y 25 millones de euros por cada una

ÁNGEL LUIS MENÉNDEZ ·10/12/2007 - 13:16h

Alonso volverá a vestir de azul. EFE

Constancia y clarividencia son dos de las grandes virtudes de Fernando Alonso. Las emplea para escudriñar los coches que pilota hasta que da con los resortes precisos para mejorarlos y las ha utilizado en la prolongada negociación con Renault. Ya ha hecho oficial su regreso a la escudería francesa en 2008 después de haberle arrancado a Flavio Briatore, director de la misma, las condiciones que más le interesaban.

En el nuevo contrato el asturiano buscaba, por encima de cualquier otra claúsula, flexibilidad. Su tormentoso paso por McLaren, equipo al que idolatraba antes de conocerlo por dentro, le ha llevado a rendirse al innegable encanto de Ferrari.

Está obsesionado con vestir algún día de rojo, no sólo por el prestigio inigualable que ostenta la casa italiana en todo el mundo, sino por su poderío económico y técnico. Correr bajo el escudo del cavallino rampante es sinónimo de luchar por el título mundial.

Pendiente de los resultados

Alonso quería sólo un año, Briatore le ofreció tres y finalmente han firmado hasta 2009, pero con una disposición especial que le permite al bicampeón español abandonar la marca del rombo en diciembre del próximo año si los resultados deportivos no son los esperados.

Es decir, Alonso quiere, como mínimo, seguir dando guerra en el Mundial. Y si hace uso de esta claúsula sería muy difícil que acabara en Ferrari, pues los dos pilotos actuales del equipo italiano, Raikkonen y Massa, tienen contrato hasta 2009. Su decisión sería fruto de una temporada desastrosa en Renault y su posible destino, otra escudería en la que adivinase posibilidades de pelear por el campeonato.

“Estoy muy feliz por haber firmado con Renault. Todo el mundo sabe que es un gran equipo y lo que han logrado en la Fórmula 1. En las temporadas 2005 y 2006 ganaron el campeonato y yo pude ser parte de ese éxito. Es uno de los más grandes equipos, con el apoyo de importantes empresas. Un equipo que sabe lo que hace falta para ganar”, recordó ayer el piloto español.

De ahí que, aunque suene raro cuando se trata de un sueldo anual superior a los 20 millones de euros, el dinero no ha sido lo más importante. Lo único que han exigido Alonso y Luis García Abad, su representante y negociador principal durante todo el proceso, es un respeto a la categoría ganada en la pista. Cobrará prácticamente lo mismo que en McLaren y casi el doble de lo que percibía en 2006 cuando dejó Renault tras ganar el segundo Mundial.

Rubricado el acuerdo, Alonso se sinceró: “Puedo decir que no ha sido fácil. Soy uno de los 22 privilegiados que pueden conducir un Fórmula 1 cada año y soy todavía más privilegiado por poder darme el lujo de abandonar un gran equipo y acabar en otro gran equipo. Muchos grandes pilotos jamás han podido correr en la más alta categoría”.

Otra de las condiciones que Briatore ha tenido que aceptar es la relativa a la vida pública de Alonso. Tanto en su anterior etapa francesa como en la recciente y tumultuosa de McLaren, las excesivas apariciones públicas relacionadas con publicidad han sido fuente de tensión. El español huye del enorme escaparate propagandístico de la Fórmula 1.

Ante tanta concesión, Alonso no pudo por menos que mostrarse agradecido: “Opté por Renault por su compromiso con el deporte y por su gran historial”.

Noticias Relacionadas