Lunes, 10 de Diciembre de 2007

La Guardia Civil localiza a una menor desaparecida en Francia gracias a Internet

EFE ·10/12/2007 - 13:58h

EFE - La Guardia Civil, en colaboración con la Gendarmería francesa, ha localizado en España a una menor, que había desaparecido en Francia, utilizando sistemas de búsqueda en Internet.

La Guardia Civil, en colaboración con la Gendarmería francesa, ha localizado en España a una menor que había desaparecido en Francia, utilizando sistemas de búsqueda en Internet que han permitido detectar las conexiones realizadas por la desaparecida a través de una cuenta de correo electrónico.

Las investigaciones, según informa la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil, se iniciaron a raíz de la información facilitada por la Gendarmería Francesa que comunicó la desaparición de una menor residente en una casa de acogida en Nazaire de Valentine (Francia), que pudiera encontrarse en algún punto de España.

La joven, de origen mongol, decidió el pasado mes de julio abandonar la casa en la que había sido acogida desde hacía más de un año, y las fuerzas de seguridad sospecharon que había desaparecido voluntariamente porque se ausentó de su domicilio llevando únicamente una mochila, un móvil y una pequeña cantidad de dinero.

La hipótesis de una huida voluntaria cobró más fuerza tras varias jornadas de búsqueda por parte de vecinos y autoridades locales y la aportación de información de algunos allegados.

Posteriormente la Sección de Desaparecidos de Toulouse, perteneciente a la Gendarmería Nacional Francesa, inició una exhaustiva investigación que abarcó desde las circunstancias de la llegada de la menor a Francia hasta una cuenta de correo electrónico que la menor usaba con especial asiduidad.

Una vez analizadas las conexiones a dicha cuenta se observó que una de ellas se había efectuado aparentemente desde España, por lo que las autoridades francesas solicitaron a la Guardia Civil la continuación de las pesquisas.

A partir de ese momento especialistas del Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil pusieron en marcha la operación "Zula" para identificar el lugar desde donde supuestamente la menor había accedido a su cuenta de correo.

La Guardia Civil localizó un domicilio de Girona desde el que se realizó una de las conexiones, en el que había residido una mujer adulta de origen mongol.

Localizada esta persona, se pudo verificar que se trataba de la tía carnal de la joven y que la menor podría encontrarse residiendo junto a su padre en Barcelona.

Tras la localización del padre se comprobó que ambos se encontraban residiendo junto a otros ciudadanos mongoles en Barcelona.

Después de ser localizada la menor explicó que había abandonado la casa de acogida por su disconformidad con el estilo de vida que llevaba en la misma, por lo que decidió iniciar una nueva etapa en compañía de su padre, que residía en España desde hace algo más de dos años.