Lunes, 10 de Diciembre de 2007

Empieza la inspección técnica de los edificios colindantes al siniestrado

EFE ·10/12/2007 - 11:22h

EFE - Efectivos del cuerpo de bomberos en el momento de trasladar el segundo cadaver encontrado en el edificio que se derrumbó el sábado en el centro de Santander.

La Junta de Gobierno Local ha aprobado hoy varias medidas en relación al derrumbe del edificio que se produjo el pasado sábado en la Cuesta del Hospital, como el inicio de la inspección técnica de los inmuebles colindantes, para comprobar si los vecinos pueden volver a sus casas.

El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, ha informado en conferencia de prensa de que, en coordinación con los propietarios, se va a proceder a la inspección de los edificios número 10, 16 y 18 de la Cuesta del Hospital.

La inspección, a cargo de un equipo de tres personas (dos técnicos y un aparejador), asistidos por un arquitecto externo a los servicios municipales, está previsto que comience por el edificio número 10.

Según explica el alcalde, para la inspección del 16 es preciso realizar antes las labores de desescombro del edificio siniestrado, ya que los servicios técnicos han considerado que no es prudente hacerlo antes porque se podría producir la caída del inmueble ya que "se encuentra en grado de alteración notable".

"Lo más probable es que tenga declaración de ruina posterior" ha señalado De la Serna, quien ha adelantado que las labores de desescombro, que "lo más probable es que se prolonguen durante dos o tres días", las va a realizar la empresa Franferma.

Además, la Junta de Gobierno ha aprobado que el Ayuntamiento, de manera subsidiaria hasta que se determinen responsabilidades, asuma todos los gastos relacionados con el realojo de las casi 50 personas que han tenido que ser desalojadas de sus viviendas, "para que estén en las mejores condiciones posibles", explica el alcalde.

También hoy abrirá sus puertas una oficina de atención a los afectados por el derrumbe, que estará atendida, según explica el alcalde, por cuatro funcionarios, dos de bienestar social y otros tantos del servicio de obras.

La Junta de Gobierno también ha aprobado tramitar un contrato de asistencia técnica externa, con carácter urgente, para acometer la revisión del resto de edificios de este Área de Rehabilitación Integral (ARI).

Finalmente, el alcalde ha agradecido a la Asociación de Vecinos del Cabildo de arriba el trabajo que viene realizando con el Ayuntamiento y la disposición que ha tenido para, "de una manera constructiva", avanzar hacia la rehabilitación de la zona.