Archivo de Público
Viernes, 23 de Octubre de 2009

Europa premia a los activistas rusos por los derechos humanos

La Eurocámara concede el Premio Sájarov a la ONG de la asesinada Estemírova

DANIEL BASTEIRO ·23/10/2009 - 00:00h

Lyudmila Alexeyeva, de la ONG Memorial, junto con el escritor Eduard Limonov ayer en Moscú. - AFP

El Parlamento Europeo reprendió ayer al Kremlin por su actitud hacia los derechos humanos con la concesión del Premio Sájarov a la ONG Memorial. La organización lucha en los países de la antigua Unión Soviética contra los atropellos a los derechos humanos y fue fundada en 1989 por el premio Nobel Andrei Sajárov, el mismo que da nombre al galardón europeo.

El premio es, según la Eurocámara, un reconocimiento a Natalia Estemírova, una de las dirigentes de la organización, asesinada brutalmente en julio sin que se haya detenido a los culpables. El galardón coincide con la simbólica efeméride del vigésimo aniversario de la caída del Muro de Berlín y pretende "contribuir a cerrar el círculo del miedo y violencia alrededor de los defensores de los derechos humanos en la Federación Rusa", según Jerzy Buzek, presidente de la Eurocámara.

El presidente de Memorial, Oleg Orlov, agradeció el premio y alertó sobre el deterioro de las libertades fundamentales en los países ex soviéticos y en Rusia en particular, ejemplificada en la desaparición de Estemírova. "El premio es en primer lugar para ella", confesó Orlov. Según él, "la situación está evolucionando en una dirección que no es la que nosotros querríamos" y por ello el objetivo expresado por Buzek probablemente no llegue a cumplirse nunca.

Los premios no protegen

Orlov lo sabe desde que asesinaron a la periodista Anna Politkóvskaya, una laureada opositora a la guerra en Chechenia y a la estrategia de Vladímir Putin. "En el pasado, pensamos que premios como este podían protegernos y salvar la vida de nuestros colegas", declaró. Pero "desde el asesinato de Politkóvskaya, estamos preocupados, porque ningún premio ni nivel de popularidad pueden ya defender la vida de activistas por los derechos humanos en Rusia", denunció.

Este mismo mes, Orlov fue condenado por la Justicia a retractarse de su acusación directa al presidente checheno, respaldado por el Kremlin, a quien acusa de estar detrás de la muerte de Estemírova, secuestrada en su casa de Grozni (Chechenia) y asesinada a tiros después.