Lunes, 10 de Diciembre de 2007

Los gobierno gallego, catalán y vasco firman un manifiesto de colaboración en cultura

EFE ·10/12/2007 - 13:46h

EFE - Los consejeros de Cultura de Cataluña, Joan Manuel Tresserras; Galicia, Anxela Bugallo, y Pais Vasco, Miren Azkarate (i a d), tras la firma de la "Declaración de Santiago de Compostela", un manifiesto institucional de colaboración conjunta de las tres comunidades, esta mañana en el Centro Gallego de Arte Contemporáneo de Santiago de Compostela.

Las consejerías de Cultura de Galicia, Cataluña y País Vasco han firmado hoy la "Declaración de Compostela", un manifiesto institucional cuya finalidad es colaborar en el año 2008 en materia de patrimonio cultural, artes, industrias culturales y cultura popular.

La conselleira del Gobierno gallego, Ánxela Bugallo, indicó en rueda de prensa que los objetivos de este acuerdo marco son el desarrollo de programas comunes, el intercambio de información sobre estudios e investigaciones de la realidad cultural y la coordinación de los respectivos observatorios de la cultura.

Bugallo señaló que esta firma es "resultado de una relación histórica entre las tres naciones y el comienzo de un camino inaugural en el que la colaboración, el diálogo y el intercambio cultural se plasmarán en nuevas dinámicas de relación entre Euskadi, Galicia y Cataluña".

Por su parte, la consejera de Cultura del País Vasco, Miren Azkarate, indicó que los tres Gobiernos son "conscientes de que Cataluña, Galicia y Euskadi son tres realidades diferentes".

"La cooperación, partiendo de la situación de cada país lo único que nos va a traer son beneficios", indicó Azkarate.

La responsable vasca de Cultura apuntó que esta declaración "va a ser un marco que nos va a permitir integrarnos todavía más en el papel de las naciones sin Estado, del plurilingüismo y de la multiculturalidad".

Además, el consejero de Cultura de Cataluña, Joan Manuel Tresserras, consideró que mucha gente puede pensar que "nuestros países constituyen en el seno del Estado una anomalía", pero son "tres anomalías muy notables y si contamos la Comunidad Valenciana y las islas Baleares ya son cinco".

Tresserras indicó que "ningún Estado democrático puede ignorar esta realidad, aunque haya tenido mucho éxito en su expansión imperial".

Añadió que, cuando se habla de "diversidad, se hace a propósito de las grandes culturas, pero también se debe considerar la contenida en los territorios en los que son hegemónicas estas grandes culturas".

El responsable de Cultura del Gobierno catalán manifestó que Cataluña, Euskadi y Galicia "deben aspirar no sólo a permanecer como una anomalía, sino a ser una aportación normal y potente desde su singularidad".

Con este fin "tenemos que trabajar, conscientes de nuestra dimensión, compartiendo lo que nos hace distintos, pero también lo mucho que tenemos en común. Éste es el sentido de nuestra declaración" puntualizó, y confió en que el Gobierno estatal ayude a financiar los proyectos que este pacto ponga en marcha.

Preguntada por los periodistas, la consejera de Cultura de Euskadi explicó que tiene conocimiento de lo que es "el embrión" de la Ciudad de la Cultura, y señaló que esta tarde la visitará con sus colegas de Cataluña y Galicia.