Lunes, 10 de Diciembre de 2007

Los países de la UE se acercan a una posición común sobre Kosovo, según Solana

EFE ·10/12/2007 - 09:09h

EFE - El ministro español de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, a su llegada hoy al Consejo de Ministros de Exteriores de la Unión Europea, en Bruselas.

Los países de la Unión Europea se están acercando a una posición común sobre Kosovo, afirmó hoy el Alto Representante de la UE, Javier Solana.

"Creo que está surgiendo una posición común dentro de la Unión Europea", afirmó Solana al llegar a un Consejo de Ministros de Exteriores de la UE protagonizada por la cuestión de Kosovo.

Solana se mostró convencido de que "podremos lograr una posición en la que los miembros de la Unión Europea estarán unidos y asumirán la responsabilidad necesaria" con el despliegue de una misión que será "negociado, si es necesario" con la ONU.

Los ministros escucharán hoy el informe del enviado europeo a la "troika" sobre Kosovo, el alemán Wolfgang Ischinger, y aunque en ese proceso no hubo un acuerdo entre Serbia y los albano-kosovares, sí ha quedado claro una "responsabilidad europea", reconoció en el ministro sueco, Carl Bildt.

Bildt se mostró también convencido de que "podemos lograr una unanimidad" dentro de la UE en torno a Kosovo, y dijo que ya hay una "unanimidad virtual".

El ministro sueco recalcó que "hay mucho en juego" como es la estabilidad de los Balcanes, y advirtió de que "no debemos volver a los errores de los 90" (durante las guerras de la antigua Yugoslavia), en los que "la UE estaba dividida y fue negligente en la percepción de algunos detalles".

La UE está preparando una misión civil y militar en Kosovo en sustitución de la operación que desde 1999 realiza la OTAN.

Bildt dijo que todos los países de la UE menos uno están ya convencidos de que, a falta de una decisión en la ONU para autorizar la misión, se puede actuar dentro de la resolución 1244 de Naciones Unidas que estableció la operación de la Alianza Atlántica.

Sin embargo, advirtió de que ese texto, que señalaba que Kosovo era un territorio administrado por la ONU, podría ser un obstáculo a la hora de que Kosovo pueda ser soberano "al 100 por 100".

El ministro británico, David Miliband, recalcó que el plan del enviado especial de la ONU, Martti Ahtisaari, -que proponía una "independencia tutelada" de Kosovo- ofrece "la única base" para continuar el proceso.

Miliband recalcó que el liderazgo europeo es "esencial" ahora que las conversaciones entre Pristina y Belgrado que promovía la "troika" no han logrado resultado, y dijo que el protagonismo de la UE es necesario porque "Kosovo está en el patio trasero europeo".

Por su parte, el ministro eslovaco, Jan Kubis, destacó que "lo más importante" es acordar el despliegue de la misión europea, y consideró que existe suficiente base legal con la resolución 1244.

Kubis insistió en que "tenemos que demostrar" que "como Unión Europea somos capaces de actuar juntos".

El ministro luxemburgués de Exteriores, Jean Asselborn, insistió por su parte en que "hay que evitar por todos los medios" una declaración unilateral de independencia por parte de los albano-kosovares.

Explicó que si hay una declaración unilateral, "será el caos, no sólo en Europa, donde lo podemos controlar, sino para ellos", por lo que se mostró partidario de una declaración "coordinada", y afirmó que "hoy vamos a trabajar para eliminar todos los aspectos negativos".

Asselborn consideró "posible" esperar hasta las elecciones serbias del 3 de febrero, un momento a partir de cuando el proceso "llegará forzosamente a su término".