Archivo de Público
Jueves, 22 de Octubre de 2009

Caja Madrid desata la enésima batalla entre Aguirre y Gallardón

El alcalde cree que la propuesta para presidir la caja debe hacerla Rajoy y la presidenta responde que eso es ilegal

PUBLICO. ES ·22/10/2009 - 16:06h

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, brindan al finalizar el acto de entrega de los premios Millésime, ayer. EFE/Ángel Díaz

La presidencia de Caja Madrid vuelve a hacer saltar las chispas entre la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, y el alcalde de la capital Alberto Ruiz-Gallardón. Hoy el alcalde salió en defensa de Rajoy , diciendo que es la Dirección Nacional del PP la que debe decidir. Poco después la presidenta le recriminó que se equivoca "de medio a medio" y a la vez insistió en que González sería "un excelente presidente".

Gallardón declaró esta mañana, en un encuentro digital en El Mundo que el PP no es un partido federal, por lo que es la Dirección nacional de la formación la que debe tomar las decisiones sobre los temas importantes, como es el caso de la Presidencia de la caja.  Este punto ha enfrentado los últimos días al presidente, Mariano Rajoy, con la dirigente madrileña, a cuenta de sus respectivos candidatos para poner al frente de la entidad en sustitución de Miguel Blesa.

Durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, el primer edil subrayó que el PP "por estatutos e historia, tiene una dirección nacional que asume las responsabilidades en los supuestos que entiende que debe intervenir porque afectan no exclusivamente a los ciudadanos de un ámbito territorial, sino que tienen trascendencia nacional".

"Lo que ha dicho es manifiestamente ilegal y supondría politizar la caja"

Por su parte, Aguirre, respondió hoy que va a cumplir "estrictamente la Ley de Cajas" de 1985 que "prohíbe expresamente" que ni ella misma, ni el presidente de su partido PP, Mariano Rajoy, ni el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pueden "imponer" ningún presidente en Caja Madrid porque ello sería "politizar" la entidad.

Al ser preguntada expresamente por si estaba de acuerdo con el primer edil de Madrid, la dirigente autonómica sostuvo: "Si el alcalde ha dicho eso, teniendo en cuenta que le tengo por ilustre jurista, se ha equivocado de medio a medio, porque lo que ha dicho es manifiestamente ilegal y supondría politizar la caja".

Acuerdo extrajudicial

La presidenta del Ejecutivo aseguró aferrarse a la Ley de Cajas de 1985, que, según recordó, elaboró Miguel Angel Fernández Ordoñez, actual gobernador del Banco de España. "Eso es lo que dice la Ley y eso es lo que vamos a hacer. Por lo tanto, acusarnos de politizar lo que no es otra cosa que intentar llegar a consensos, creo que no sólo es un error sino que es manifiesta y absolutamente ilegal", zanjó Aguirre. Además la presidenta apeló al portavoz adjunto de su partido, Esteban González Pons, en sus declaraciones de ayer en el mismo sentido.

Aguirre recordó además que en este momento "el sistema de renovación de los órganos de Caja de Madrid está paralizado por una jueza".

"Tenemos aquí mucha tarea para mucho rato", asegura Aguirre

"Por lo tanto es lógico que no se avance. En el momento en que haya novedades, se las diremos", indicó. "Yo comprendo que hay gente que no le gusta la ley vigente y le gustaría que el presidente nacional de mi partido, el presidente del Gobierno o yo misma, o el gobernador del Banco de España, pudieran decidir que en Caja Madrid se designen a unos consejeros porque son más profesionales, más técnicos... pues no, la ley dice que no lo nombra nadie, que lo eligen los impositores (que ya se renovaron hace 3 años), los sindicatos, los empleados de la caja, la Asamblea de Madrid y los ayuntamientos", destacó.

"Si a alguien le gustaría que los miembros de los órganos de gobierno de las cajas de ahorro se nombren de entre los que aprobaron las oposiciones de gestores de cajas en el Banco de España, pues que cambie la ley", planteó Aguirre. "Yo no tengo ningún candidato, serán los sectores los que decidan de entre los que nombre cada uno a quién quieren hacer presidente", insistió.

Y todo eso, dijo, "cuando la jueza levante la suspensión, si es que no se llega a un acuerdo extrajudicial". Con estas palabras, Aguirre abría la puesta a un acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid, puesto que es quien con su recurso ha paralizado el proceso. "O sea que tenemos aquí mucha tarea para mucho rato".