Lunes, 10 de Diciembre de 2007

Tranquilidad en Kosovo al vencer hoy el plazo oficial para negociar el estatuto

EFE ·10/12/2007 - 09:09h

EFE - Imagen de archivo del alto representante de la UE para la Política Exterior y la Seguridad, Javier Solana.

Kosovo comenzó con tranquilidad el día de hoy, que marca el fin oficial del proceso negociador sobre el futuro estatus de esta conflictiva provincia serbia, ya que por ahora los líderes albano-kosovares no han dado ninguna fecha concreta para la proclamación de su independencia.

"La atención del mundo está centrada en la decisión de la parte albanesa, pero la región balcánica no va a producir durante un tiempo la gran noticia", afirma hoy en su portada el principal diario kosovar "Express".

Bajo el título "La gran espera" el rotativo destaca que los líderes albano-kosovares no han definido aún la fecha para declarar su independencia y en sus discursos, cada vez más, se refieren a una "proclamación coordinada" con Estados Unidos y la Unión Europea (UE).

"Hasta que la comunidad internacional encuentre el consenso sobre Kosovo las instituciones locales deben afrontar un difícil trabajo, el de la gestión de la espera del pueblo", señala "Express" en su editorial.

Consultados por Efe en el céntrico Bulevar "Madre Teresa" de Pristina, varios ciudadanos enfrentaron el día con tranquilidad y paciencia.

"Los extranjeros nos salvaron el alma durante la guerra (de 1999), y ahora vamos a hacer lo que ellos nos digan", dijo Azem, un jubilado de 60 años.

Otro transeúnte, Enver, de 43 años, señaló que "deberemos tomar una decisión en coordinación con los europeos y los estadounidenses, y eso excluye una declaración unilateral (de la independencia)".

Los albaneses que componen el 90 por ciento de los estimados dos millones de habitantes de Kosovo, administrada desde el 1999 por la ONU, reclaman la independencia como la única vía de salida, mientras Serbia les ofrece sólo una máxima autonomía.

Bajo el lema "Todos por la independencia" esta mediodía está programada una marcha pacífica de los estudiantes de la Universidad de Pristina para presionar al Gobierno a que decida cuanto antes una fecha de la proclamación de la independencia.

Para las 10.00 hora local (09.00 GMT) estaba prevista una reunión de los líderes albano-kosovares para decidir los próximos pasos tras el fracaso de las negociaciones de 120 días con los serbios que fueron auspiciadas por la "troika" formada por EEUU, UE y Rusia.