Domingo, 9 de Diciembre de 2007

Wade, Riley y Bryant acapararon la atención y el protagonismo

EFE ·09/12/2007 - 22:36h

EFE - El escolta argentino de los Toronto Raptors Carlos Delfino (d) disputa un balón a Tracy McGrady, de los Houston Rockets durante el partido de la NBA disputado hoy en Toronto, Canadá.

El Staples Center de Los Angeles fue el escenario de una doble jornada, con los partidos Miami Heat-LA Clippers (100-94) y Golden State Warriors-LA Lakers (113-123), que tuvo como protagonistas a los escoltas Kobe Bryant y Dwyane Wade y al entrenador Pat Riley.

El primer partido dejaba la victoria de los Heat de Miami por 100-94 frente a los Clippers de Los Angeles y al entrenador Pat Riley con el triunfo 1.200 de su carrera profesional.

Riley, a sus 62 años y 24 como profesional, se convertía en el tercer entrenador en conseguir esa misma marca, pero es el que más rápido la ha logrado después de dirigir 1.842 partidos, 248 menos que Don Nelson, quien hasta ahora la tenía en su poder.

El legendario Lenny Wilkens es el otro entrenador en la NBA que ha logrado la marca de los 1.200 triunfos y es el que más tiene, con 1.332, seguido por Nelson, de los Warriors de Golden State, que ha conseguido 1.232 victorias.

La marca de Riley fue posible porque Wade vuelve a ser el jugador estrella de la pasada temporada y con 35 puntos, segundo partido consecutivo que supera la barrera de los 30, y 10 asistencias, no dio opción a los Clippers a quedarse con el triunfo.

Al margen de la marca individual de Riley y el haberla conseguido en Los Angeles, donde logró cuatro títulos de liga al frente de los Lakers, la victoria llegó en el mejor momento para los Heat (5-15), que rompieron una racha de cinco derrotas consecutivas.

Un descanso de varias horas para que los seguidores de los Clippers dejasen los asientos libres y el personal de mantenimiento acondicionase el recinto dio paso al segundo encuentro de la jornada con los Lakers y los Warriors en acción.

Bryant quiso recordar su condición de estrella y además que sigue por el camino de hacer cada día mejor a sus compañeros y con 28 puntos, 20 en el segundo periodo, encabezó una lista de siete jugadores que anotaron en dobles dígitos y dejaron a los Lakers con la victoria por 123-113 ante los Warriors.

Bryant, que también aportó ocho asistencias, seis rebotes, tres recuperaciones de balón y un tapón, tuvo todo el apoyo de otros seis jugadores de los Lakers que dejaron al equipo con un 53,1 por ciento de cierto en los tiros de campo y el 44,4 (8-18) en los triples.

El pívot Andrew Bynum, que cada día se consolida más como el jugador que tendrá un futuro de oro dentro de los Lakers, aportó un doble-doble con 20 puntos, 11 rebotes, cinco tapones y tres asistencias.

La victoria fue la novena consecutiva que consiguen los Lakers (12-8) frente a los Warriors (11-9) y la tercera en los tres últimos partidos que han disputado, que los deja segundos en la División Pacífico.

La derrota sorpresa ante los Bulls de Chicago quedó atrás para los Pistons de Detroit después que el base Chauncey Billups y el alero Antonio McDyess recuperaron la consistencia en los tiros a canasta para que ganasen 105-85 a los Bobcats de Charlotte.

Billups lideró el ataque ganador de los Pistons (14-6) al conseguir 20 puntos con seis asistencias, mientras que McDyess aportó 19 tantos, capturó nueve rebotes y puso dos tapones.

La victoria puso a los Pistons, líderes de la División Central, de nuevo en el camino ganador después que los Bulls les rompieron una racha de cinco triunfos consecutivos.

El base Chris Paul volvió a ser la figura en el ataque de los Hornets de Nueva Orleans y el alero David West anotó la canasta decisiva en el último minuto que dejó a su equipo con la victoria de 91-88 ante los SuperSonics de Seattle.

Paul logró 29 puntos con 10 asistencias y West aportó 15 tantos, 10 rebotes y dos tapones que dejó a los Hornets (14-7) con dos triunfos consecutivos y segundos en la División Suroeste.

El escolta novato Kevin Durant, que el pasado viernes ante los Bucks de Milwaukee consiguió 35 puntos, su mejor marca como profesional, volvió a ser de nuevo el mejor de los SuperSonics (5-16) con 23 puntos para encabezar una lista de cinco jugadores que anotaron en dobles dígitos.

Un partido más, los Wizards de Washington (10-10) confirmaron que son un equipo ganador a pesar de la ausencia de su estrella Gilbert Arenas, y esta vez la figura fue el alero Caron Butler, con 28 puntos, 20 logrados en la segunda parte, 6 rebotes y 5 asistencias.

La victoria permitió a los Wizards romper una racha de seis derrotas consecutivas ante los Nets, la mayor que existía en la actualidad entre un equipo y su rival.

El base Jason Kidd volvió a apuntarse un triple doble, el número 93 como profesional después de conseguir 13 puntos, 13 asistencias y 10 rebotes, mientras que el escolta Vince Carter aportó 30 tantos para los Nets (9-12), que perdieron el tercer partido consecutivo.

La vuelta del alero titular Chris Bosh y la aportación de los reservas fueron las claves que permitieron a los Raptors de Toronto ganar 93-80 a los Rockets de Houston y romper una racha de dos derrotas consecutivas.

Bosh, que se había perdido cinco partidos por lesión en la ingle, consiguió un doble-doble de 21 puntos, 10 rebotes, cuatro tapones y tres asistencias.

El ex Raptors Tracy McGrady logró 23 puntos, cuatro rebotes y tres asistencias pero no pudo evitar la derrota.

El escolta Brandon Roy siguió en su línea de consolidar el liderazgo dentro de los Trail Blazers de Portland y lo hizo con 26 puntos, incluida la canasta del triunfo que lograron en la prórroga por 117-113 ante los Bucks de Milwaukee.