Lunes, 10 de Diciembre de 2007

Cuatro muertos en dos tiroteos en centros religiosos de EEUU

Entre ellos, el autor de los disparos en el segundo ataque, abatido por un agente de seguridad

EFE ·10/12/2007 - 08:54h

Cuatro personas han muerto en dos tiroteos ocurridos, con doce horas de diferencia, en dos centros religiosos en Colorado (EEUU), entre ellos el autor de los disparos en el segundo ataque, que fue abatido por un agente de seguridad.

Este segundo incidente ocurrió al mediodía en Colorado Spring, en la Iglesia de la Nueva Vida, cuando un hombre armado comenzó a disparar sobre el gentío que salía del servicio religioso.

Uno de los agentes de seguridad que custodiaba el centro reaccionó y abatió a tiros al pistolero, que murió allí mismo, no sin antes herir de muerte a uno de los feligreses, según fuentes policiales.

Otras cuatro personas resultaron también heridas, aunque solo una de ellas corre peligro su vida.

El incidente ocurrió doce horas después de que un hombre armado, de unos 20 años, protagonizara otro tiroteo en un centro de formación de misioneros en Arvada, a las afueras de Denver, a unos 100 kilómetro de Colorado Spring.

El hombre, vestido con chaqueta oscura y capucha, entró en las zonas comunes del recinto y entabló una conversación con algunos de los jóvenes que estudiaban en el centro, a los que preguntó si podía hospedarse allí.

Los jóvenes, según las versiones de los testigos, le dijeron que no se podía hospedar en el centro, momento en el que el hombre sacó un arma y comenzó a disparar.

El hombre causó heridas a cuatro jóvenes, dos de los cuales fallecieron, Tiffany Jonhson, de 26 años, y Phillip Kronse, de 24 años. Los otros dos permanecen hospitalizados, con heridas de gravedad.

Por el momento, las autoridades no han desvelado si este incidente está relacionado con el que ocurrió en Colorado Spring ni si el autor de los dos tiroteos es la misma persona.

Hoy el jefe de la policía de la ciudad, Richard Myers, agradeció públicamente la actuación del agente de seguridad de la Iglesia, y sin revelar su nombre, aseguró que "hoy ha salvado muchas vidas".

Indicó que en los alrededores de la iglesia se han encontrado paquetes sospechosos, que están siendo investigados por si portaran explosivos.

El alcalde de Colorado Spring, Lionel Rivera, indicó, por su parte, que el caso está bajo investigación, en la que están colaborando las autoridades locales y las federales, por lo que no quiso dar más detalles del móvil de este crimen.

Esta congregación es una de las mayores del Estado de Colorado, con unos 10.000 feligreses, y fue fundada por el reverendo Ted Haggard, que fue despedido el año pasado por "inmoralidad sexual", después de que un hombre revelase que mantuvo sexo con él durante tres años a cambio de dinero.

En un primer momento, uno de los reverendos de la iglesia, Rob Brendle, dijo a la CNN que el presunto autor de los disparos había sido tiroteado por la policía en los aledaños de la Iglesia, si bien esta información no fue confirmada hasta el final de la tarde.

Noticias Relacionadas